Ya suman catorce los países que han legalizado el matrimonio homosexual

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

matrimonio-igualitario

Francia se convirtió este martes en el decimocuarto país cuyo Poder Legislativo aprueba una ley que permite los matrimonios entre personas del mismo sexo. Un total de 331 diputados votaron a favor, y 225 lo hicieron en contra. En las dos últimas semanas Uruguay y Nueva Zelanda han aprobado legislaciones similares.

 

París, FRANCIA. Tras semanas de apasionados debates y masivas manifestaciones en las calles, los diputados franceses aprobaron este martes 23 de abril el casamiento entre personas del mismo sexo, que ha polarizado a este país. “Tras 136 horas y 46 minutos de debate, el Parlamento adoptó el proyecto de ley que abre la vía al matrimonio entre personas del mismo sexo”, por 331 votos a favor y 225 en contra, se congratuló el presidente de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone.

En el recinto de la Asamblea, donde los socialistas –que gobiernan Francia– gozan de una confortable mayoría, estallaron aplausos, y también hubo gritos de rechazo, al aprobarse el texto que convierte a Francia en el decimocuarto país que legaliza el matrimonio homosexual.

En las dos semanas anteriores Uruguay y Nueva Zelanda aprobaron legislaciones similares. Los otros 11 son Holanda –el pionero, en 2001–, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina y Dinamarca, casi todos ellos países con un alto desarrollo humano.

En Francia, activistas de ambos bandos, que desde septiembre pasado se han volcado a las calles para expresar su apoyo o rechazo a esa ley que abre la vía al matrimonio civil y a la adopción por parte de parejas del mismo sexo, se hicieron presentes en la Asamblea para este voto histórico que transformará a la sociedad francesa.

La portavoz y símbolo del movimiento en contra de la ley, Frigide Barjot, una humorista cercana a los católicos integristas que usa un pseudónimo que parodia el nombre de Brigitte Bardot, fue abucheada por activistas homosexuales al salir del recinto de la Asamblea.

El ambiente esta tarde en la Asamblea fue febril, como lo fue durante los debates, cuando varios diputados casi llegaron a las manos. Mientras, en las calles de Francia se multiplicaron las protestas y recrudecieron las agresiones contra los homosexuales.

Pero el Gobierno, que no esperó nunca tal crispación y movilización por una ley que fue una de las principales promesas de campaña del presidente François Hollande, espera que esta aprobación disipe esas tensiones y que Francia, un país de tradición laica, aceptará paulatinamente esa legislación.

“Pienso ya en la alegría, en la felicidad de todas esas parejas de homosexuales, en los niños que están educando, porque van a obtener por fin una protección y los mismos derechos que los demás”, declaró David Assouline, portavoz del Partido Socialista, poco antes del voto.

“Sabemos que no hemos retirado nada a nadie; al contrario, hemos reconocido los derechos de nuestros conciudadanos”, declaró la ministra de Justicia, Christiane Taubira, tras el voto. “El que habéis votado hoy es un texto generoso”, agregó la ministra, que fue la encargada de defender la polémica ley en la Asamblea.

Derecha y ultraderecha, en contra

Pero la oposición de derecha, que se alineó de manera casi unánime contra este proyecto, y los detractores del matrimonio gay, han advertido que no cesarán sus protestas, y convocaron una gran manifestación para el 26 de mayo.

El partido conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP), que ha galvanizado y aprovechado las protestas para debilitar a Hollande, presentó por su parte un recurso ante el Consejo Constitucional contra esta ley, cuyo elemento más polémico es la autorización de la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Pero Hollande puede promulgar la legislación sin esperar el fallo de ese tribunal, que determina la concordancia de las leyes con la Carta Magna de Francia.

Varios analistas señalan que la UMP espera que sigan las protestas contra la ley, lo que debilitaría aún más al presidente francés, que pierde popularidad por momentos por la crisis económica y los escándalos. El partido del ex presidente Nicolas Sarkozy ha prometido incluso que si regresa al poder abrogará la legislación aprobada hoy por los diputados.

La Iglesia católica ha sido también una de las principales fuerzas detrás de esta movilización, que ha sorprendido por su intensidad frente a otros países donde la autorización de los matrimonios homosexuales no causó grandes fricciones ni desató un incremento de la homofobia.

La radicalización del movimiento ha llevado a los socialistas a acusar a la UMP de hacer el juego al ultraderechista Frente Nacional (FN), que ha participado en marchas y protestas que han puesto a la policía francesa en estado de alerta.

© Agence France-Presse

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •