VIDEO: Un periodista gay afroamericano asesina a Reportera y Camarografo en Vivo

Era periodista, afromaericano y homosexual. Había sido despedido de la cadena acusado de mala conducta y de tener un trato insoportable para sus compañeros y se sentía dicriminado. Vester Lee Flanagan, el autor del tiroteo en el que murieron este 26 de agosto de 2015 dos reporteros de la cadena WDBJ7 en Virginia, una filial de la CBS, era un tipo ‘insufrible’

periodista gay y afrodescendiente mato a reportera y camarografo

El macabro plan
Lo planeó detalladamente: una ejecución coreográfica a dos de sus ex compañeros de trabajo, transmitida en vivo a una audiencia horrorizada. Horas después, compartió su propio video al mundo a través de las redes sociales.

El video de Vester Lee Flanagan lo muestra acercándose, pistola en mano, a la reportera de WDBJ Alison Parker y al camarógrafo Adam Ward mientras realizaban una entrevista. Le apunta el arma a Parker y luego a Ward, pero espera pacientemente a disparar hasta que sabe que Parker está a cuadro, para que muera al aire.

Los televidentes escucharon los primeros ocho de los 15 disparos. Vieron a Parker correr, y la escucharon gritar “Oh, Dios mío”, antes de caer. Ward también cayó, y la cámara que había cargado al hombro captó una fugaz imagen del sospechoso sosteniendo una pistola.

Flanagan Huyó del lugar de los hechos, pero después subió su propio video de 56 segundos a Twitter y Facebook. Huyó por una carretera, por la que fue perseguido a cientos de kilómetros de distancia de la escena del crimen y fue capturado; murió tras dispararse a sí mismo.

Los homicidios al aire del miércoles resonaron mucho más allá de la región central de Virginia, porque es lo que quería el asesino; no solo vengar supuestas injusticias, sino obtener la mayor exposición posible. Utilizó sus conocimientos de periodismo televisivo en contra de las víctimas, una reportera de 24 años en ascenso y un camarógrafo de 27 años, comprometido con una productora que atestiguó la muerte de su novio en vivo desde la sala de control.

Y además, vanidoso hasta la náusea. Usaba como nombre profesional Bryce Williams y preparó el crimen al detalle, obsesionado por salir en los medios y copar grandes titulares.

Fuente: elcomercio

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •