Una Mirada a los conceptos Activo, Pasivo, Versátil

Me incomoda mucho leer en las redes sociales comentarios despectivos de parte de miembros de la comunidad a otros gays por causa de los roles sexuales. Hay quienes se expresan hacia hombres pasivos como “la pasiva” o la “muscu-loca”. Ciertamente, el rol sexual no determina la masculinidad.

La percepción refiere a los primeros conocimientos que obtenemos sobre un asunto. Como en todas las comunidades, en la comunidad gay existen todo tipo de mitos e ideas en torno al papel sexual. Se hace importante connotar que la distinción entre masculino y femenino es un aspecto que socioculturalmente se encuentra sujeta a interpretaciones discriminatorias y a toda clase de mitos.

Hay gays que presumen ser totalmente activos, pensando que de esta manera proyectan una mayor masculinidad; sin embargo, pierden la oportunidad de experimentar otras experiencias sexuales por los diversos mitos que se han perpetuado en nuestras sociedades.

Es importante señalar que la mayoría de los hombres gays son versátiles. Sin embargo, no existen suficientes estudios empíricos que midan variables relacionadas a los roles sexuales. También es importante resaltar que existen otros roles más allá de las tres categorías principales: pasivo, activo o versátil.

En nuestra comunidad, habrá quien se considera Activo versátil “vers top” – lo que refiere a que la mayor parte del tiempo prefiere ser quien penetre, pero no tiene problema alguno en ser penetrado por su pareja. Lo mismo sucede con quien se considera pasivo-versátil, la mayor parte del tiempo preferirá ser penetrado pero también puede penetrar a su pareja.

Según Pérez, Borrás & Zubiet (2008) en su artículo, “Los roles sexuales entre gays”, existe un falso mito popular que dice que en las parejas homosexuales uno de los hombres adopta el papel de varón y el otro el rol de mujer. De esta manera el hombre más varonil sería activo (el que penetra analmente al otro y nunca es penetrado), mientras que el afeminado sería pasivo (que desea ser penetrado analmente de manera exclusiva). En realidad, la mayoría de las parejas homosexuales estables que practican sexo anal son ‘versátiles’ o ‘activos-pasivos’ (en el transcurso de una relación sexual pueden ser penetrados por el otro o penetrarlo).

Lo más natural sería que todos tengamos la capacidad de flexibilidad para sumir cualquier rol sexual sin vergüenzas ni temores. A la hora de formar una pareja, el papel sexual no es lo más importante, ya que nunca es tarde para descubrir nuevas experiencias en la cama.

El temor a sentir dolor en la penetración anal es una de las principales causas para que muchos gays permanezcan asumiendo un rol totalmente “activo”. Sin embargo existen objetos (butt plugs, dildos, lubricantes) que pueden ayudar a que esta experiencia sea más que una dolorosa, muy placentera.

Finalmente, un hombre gay debe tener la oportunidad de expresar su rol sexual sin temer a ser discriminado o burlado. La libertad colectiva que solicitamos de los demás, debemos otorgarla primero nosotros dentro de la propia comunidad gay.

Derechos reservados por: Francisco “El Jimagua” Cartagena Méndez

Las opiniones vertidas por los colaboradores de Universo Gay no se corresponden necesariamente con las de la empresa editora, siendo responsabilidad exclusiva de quienes las firman.

Vía Universogay

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •