Un año de la nueva Asamblea Nacional venezolana 2016-2021

24

¿Cómo ha resultado esta nueva Asamblea para las personas LGBTI?

Con la nueva conformación de una nueva Asamblea Nacional y la elección de dos miembros de la comunidad de Lesbianas, gays, bisexuales y trans,: Tamara Adrián, mujer trans, y Rosmit Mantilla, hombre gay, aunque fuera como suplentes, se crearon muchas expectativas. A principios de año, entendimos que había muchas necesidades acumuladas; luego de tres largos periodos de una Asamblea dominada por el partido de gobierno, y todos los grupos sociales buscaban que sus urgencias fuesen atendidas.

A mediados de abril, Venezuela Diversa acudió a la Comisión Permanente de Política Interior a  renovar la solicitud de declaratoria del 17 de mayo como Día Nacional contra la homofobia, bifobia y transfobia. De la misma manera, a principios de mayo, quien les escribe hizo lo propio en nombre de la Red LGBTI de Venezuela. Finalmente, el 12 de mayo fue aprobado un acuerdo en el que se declaró el 17 de mayo como día nacional contra la homofobia, bifobia y la transfobia.

Posteriormente, el 29 de junio, quien les escribe ejerció un derecho de palabra en la Comisión Permanente de Política Interior para hacer entrega de la Agenda Legislativa para el reconocimiento de derechos de personas LGBTI que contempla tres solicitudes, la creación de una ley antidiscriminación, y la modificación del Código Orgánico de registro Civil para incluir la Unión Civil entre personas del mismo sexo y el cambio de nombre y género para personas trans e intersex. Según palabras iniciales de la Diputada Tamara Adrián se esperaba esa solicitud de la sociedad civil  para iniciar la discusión de las leyes. Paralelamente, la diputada Delsa Solorzano anunció la introducción de un proyecto de ley para prevenir y sancionar los crímenes de odio.

Se llegó el mes de julio, el país se complicó, llegaron las OLP, los CLAP y el bloqueo de la Asamblea por parte del TSJ. Al mismo tiempo que la agenda política de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se tragó por completo la agenda social.

Las promesas de la Diputada de introducir la ley en abril, luego en julio, luego en agosto y en septiembre, nunca llegó. Se acabó el año y nunca vimos la ley. Tampoco conocimos la ley para los crímenes de odio de la diputada Delsa Solorzano y UNT Diverso, cuyo trabajo, vale la pena decir, no hemos visto.

En varios foros coincidí con la Diputada Adrián y siempre le pregunté sobre la ley y las razones por las cuales no se ha presentado. La ley aún no está lista y, en su opinión: “no vale la pena someter a discusión una ley de tanta importancia para que al final sea anulada por le TSJ, tal como ha sucedido con las otras 17 leyes aprobadas y sancionadas por la AN en 2016”.

Esperamos que esta situación cambie en 2017. Las personas LGBTI seguimos siendo el único grupo vulnerado sin ningún tipo de protección real y efectiva, a excepción de una mención del derecho a la no discriminación en unas pocas leyes.

Urge el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo a través de todas las figuras contempladas en la Constitución; el reconocimiento legal de la identidad de las personas trans e intersex y la creación de una ley antidiscriminación que incluya la no discriminación por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género.

 

 

No dejaremos de exigir nuestros derechos a quienes hoy en día tiene esa responsabilidad, así como lo hemos hecho durante los últimos 17 años.

Aquí las palabras de la Diputada Solorzano el 29 de junio de 2016 con su compromiso de impulsar la Agenda Legislativa LGBTI.

Vía Quiteria Franco

Comentarios:
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •