Tamara Adrián: En Venezuela no hay un solo líder político fuera del armario

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

tamara adrian

Si bien es cierto que la comunidad LGBTI en Venezuela tiene líderes políticos aliados, el panorama no es el mejor para Tamara Adrián, una de las voces más respetadas de la región, quien opina que Venezuela es prácticamente el único país de la región donde no hay ni un solo líder político de alto nivel fuera del armario.

La doctora en Derecho, activista de derechos de la diversidad sexual (LGBTI) y promotora de los movimientos sociales PRO_Diversidad e Inclusión, opina sin medias tintas, fiel a su estilo. Sin adornos, la venezolana Tamara Adrián pone su país bajo la lupa.

“No hay un solo diputado, un solo ministro, un solo magistrado que se haya atrevido a revelar su orientación sexual. Ni de la oposición ni del gobierno. Esto nos hace un “pájaro raro” en la región. Y muestra una situación bastante preocupante de miedo a la discriminación. Un país donde el propio Presidente de la República ataca a un líder de la oposición diciéndole “mariconsón” puede ser bastante inseguro para un líder político visiblemente LGBTI. Sin embargo, cada vez que hay elecciones, el partido PSUV (desde los tiempos de Chávez), siempre trata de organizar a la población LGBTI para que le apoye electoralmente, haciendo promesas de cambio, que hasta ahora –en 16 años– no se han concretado en ningún tipo de avance ni de discusión seria sobre el tema. Las promesas son, sin embargo, vagas: “se discutirá” en el futuro abrir los derechos de pareja; “se discutirá” en el futuro el reconocimiento de la identidad de las personas trans (promesa casi nunca verbalizada, sin embargo). Pero sin fecha en el calendario”.

¿Cómo evaluarías el panorama del activismo LGBTIQ en Venezuela?

–Es el activismo más pobre de la región, y tal vez, uno de los más sinceros. Más pobre, porque ninguna organización recibe fondos de apoyo externos –porque somos considerados un país de ingreso medio– ni tampoco del gobierno. Así ninguna organización tiene ni sede, ni instalaciones, ni empleados, ni recursos organizativos. Lo poco que se logra es temporal y mínimo, particularmente de algunas embajadas europeas. En esas condiciones se produce el síndrome del activista en bancarrota: que quiere hacer algo, pero no puede porque tiene que vivir y trabajar en otras cosas. En suma: es un activismo 100% voluntario, con todo lo que ello representa.

LA GENERACIÓN DE ACTIVISTAS DE RELEVO HAN EMIGRADO

¿Hay nuevas voces?

–En Venezuela hay una diáspora de la generación de relevo por razones económicas y políticas generales, y en algunos casos, por temas relacionados con la situación específica de las personas LGBTI. Ha sucedido que casi todas las voces de la generación de relevo que han tenido fuerza, han emigrado a otros países. Así que hay algunas voces muy jóvenes –que deben formarse todavía para tener una voz propia– y las voces “históricas” del movimiento. La generación de relevo formada está ausente. Y los que han quedado tienen que formarse todavía para tener un discurso suficientemente poderoso. Es una situación lastimosa.

 ¿Por qué el oficialismo le ha dado la espalda a la comunidad LGBTIQ?

–Mi explicación es que existen cuatros factores. 1) Un militarismo exacerbado: casi la mitad de los ministros, viceministros, presidentes de empresas públicas, integrantes del poder judicial, integrantes de la Asamblea Nacional y en general empleados públicos, son militares; 2) Sobrerepresentación de las iglesias evangélicas en las bancadas del PSUV: en la anterior Asamblea Nacional casi 43% de los diputados eran evangélicos; en la actual aproximadamente el 23%, ahora que las iglesias evangélicas representan un 5% de la población; igual acontece en el Tribunal Supremo de Justicia con la antigua presidenta, varios de los Magistrados; en el Consejo Nacional Electoral, y en el poder Ejecutivo y Judicial; 3) Desprecio a la teoría general de los DD.HH, que llevó a que Venezuela denunciase el Pacto de San José, alegando que sólo el TSJ puede interpretar los DD.HH, y no necesariamente de la forma en que se interpretan en el mundo, destruyendo el concepto de universalidad y el de progresividad de los DD.HH; y 4) simple ignorancia sobre cualquier tema que toque la modernidad, y particularmente derechos sexuales y reproductivos.

Las personas trans son las más vulnerables en Venezuela y en casi todo el mundo. ¿Cuál es la situación en tu país?

–Venezuela fue el primer país de la región en reconocer la identidad de las personas trans (1977). En 1982 hubo un fallo marcador basado en el libre desenvolvimiento de la personalidad, que permitió cambiar las partidas de nacimiento por medio de rectificación de la misma para personas operadas genitalmente. Esto permitió unos 150 reconocimientos de identidad. A final de los años 90, este reconocimiento se extendió a hombres trans sin operaciones genitales. Desde 1998 –fecha en que Chávez llegó al poder– no se ha logrado ningún reconocimiento de identidad. Las solicitudes judiciales son inadmitidas (un último fallo de instancia de noviembre 2014 dijo que las operaciones genitales eran contrarias a la ley -sin citar ninguna- y que por ende la rectificación de partida era inadmisible por contraria a la ley, y esto fue ratificado por el Superior), o simplemente no decididas. Mi caso ante el Tribunal Supremo de Justicia tiene esperando 12 años, sin que haya habido ningún pronunciamiento y está ante la CIDH. Otras solicitudes de cambio de nombre simple han tenido el mismo destino, a pesar de que la Ley Orgánica de Registro Civil permite el cambio de nombre “cuando no corresponda con el género, y pueda afectar así el libre desenvolvimiento de la personalidad”. El Consejo Nacional Electoral, órgano rector del Registro Civil considera verbalmente –nunca por escrito– que género es sexo, y que esta disposición sería para una persona con pene que se llame Andreína o para una persona con vagina que se llame Pedro. Cabe destacar que las personas a cargo de este registro son evangélicas y del Opus Dei.

LUCHA CONTRA LA HOMOFOBIA Y TRANSFOBIA

Ya viene el 17 M. ¿Cuál será la voz de Venezuela en esta fecha?

–Habrá una concentración. También pronunciamientos públicos. Y se ha logrado que la Asamblea Nacional apruebe el día 17 de mayo como día de lucha contra la homofobia y transfobia. Según lo informado, esto se hará en la sesión del 12 de mayo. Este acuerdo tiene valor meramente simbólico, pero deberá ser utilizado para luchar contra la homofobia y transfobia de Estado que son demasiado comunes: por acción y por omisión.

¿Cómo crees que se vislumbra el futuro para la comunidad LGBTIQ?

–Por ahora no se ve nada promisorio en derechos. No hay ningún signo de que se quiera discutir el tema. En enero 2014 se sometió a la Asamblea Nacional un proyecto de reforma del Código Civil para establecer el matrimonio igualitario, con más de 20.000 firmas. De acuerdo con la Constitución, este proyecto debería haber sido discutido en el primer período de sesiones ordinarias siguiente a la consignación de las firmas, es decir, entre agosto y diciembre de 2014. Pero nunca se inscribió en agenda. El PSUV domina la inclusión en la agenda, con 3/3 de los diretivos de la AN. Se alega que se deberían revisar las firmas por el Consejo Nacional Electoral. Pero este órgano no lo ha hecho y no se sabe si fueron remitidas o no. Por cierto, ese mismo órgano “certificó” unas 8 millones de firmas solicitando al gobierno de Obama que derogue el decreto que impone sanciones en USA de revocación de visa y congelamiento de activos a 7 funcionarios militares o civiles venezolanos por violación de DDHH. Esa “certificación” se hizo en unos 5 días. Así que 20.000 firmas podrían haber sido certificadas en un solo día, si se quisiere hacer. Por eso soy pesimista mientras la correlación de fuerzas se mantenga.

Vía sinetiqueta.org

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •