Sudáfrica se convierte en el refugio de los homosexuales africanos perseguidos en sus países

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cientos de africanos, que son perseguidos por su condición sexual y acosados violentamente en su país de origen, buscan asilo en el único país del continente que reconoce sus derechos.

Bandera_gay_Sudáfrica

22/05/2013- Alexa López El Día Internacional contra la Homofobia se ha celebrado este año en el continente africano sin grandes avances en cuanto a la protección del colectivo LGTB.

Cientos de ciudadanos procedentes de países como Uganda, República Democrática del Congo, Somalia, Burundi, Camerún, Malaui, Angola o Etiopía, continúan llegando a las fronteras sudafricanas en busca de asilo.

La razón de esta huida hacia Sudáfrica es que el país concede desde el año 2008 el estatus de refugiado a quienes sean perseguidos debido a su opción sexual, aunque este proceso no es fácil. En la actualidad sólo cinco ciudadanos han logrado este permiso, mientras que el resto de solicitantes permanecen indocumentados a la espera de asilo durante tres, cuatro o cinco años.

“Sigue existiendo una actitud homofóbica en muchos estratos de las instituciones sudafricanas, y una falta de formación del personal para identificar estos casos”, afirma Sergio Calle Noreña, subdirector de la Agencia para los Refugiados de la ONU (ACNUR). “La homosexualidad sigue siendo un tema tabú. Ni siquiera tenemos una estadística clara, porque en muchos casos los funcionarios solo reflejan que la persona es perseguida en su país, sin especificar el motivo”.

La asociación PASSOP contra la opresión y la pobreza atiende a 64 gays, lesbianas, y transexuales en Ciudad del Cabo, pero las cifras son mucho mayores. “El Gobierno no da estadísticas, y muchos refugiados alegan otras causas para evitar las amenazas de los guardias de frontera. Según nuestros cálculos hablamos de centenares de homosexuales que buscan refugio en Sudáfrica”, asegura Guillian Koko, responsable de programa de refugiados LGBT de la organización.

Sudáfrica es la excepción dentro del intoletante continente africano. Reconoce la igualdad sexual en su Constitución, la adopción y el matrimonio igualitario desde  2004, y se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos del colectivo homosexual.

Aunque lo cierto, es que la realidad de los homosexuales en los barrios marginales negros, alejados del lujo, es muy parecida a la que los refugiados dejaron atrás al huir a su país. Las violaciones correctivas contra lesbianas, en la creencia de que esto curará su homosexualidad, y los asesinatos de gays en Johannesburgo y Ciudad del cabo, han llevado a la prensa sudafricana a calificar de ‘epidemia’ la violencia contra este colectivo.

La organización IRANTI en defensa del colectivo LGBT contabiliaza ya 39 asesinatos de homosexuales en los últimos diez años, ya que no existen cifras oficiales. Además las palizas y las vejaciones son habituales. Los refugiados son incapaces de obtener un empleo debido a su aspecto o a la falta de documentación, y son expulsados con frecuencia de las comunidades donde se instalaron. La homofobia en Sudáfrica, según un estudio de la profesora Deevia Bhana, de la Universidad de Kwazulu-Natal (Durban), empieza en las escuelas al igual que el acoso.

 

Vía Cascara Amarga

 

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •