Represión lesbofóbica en Chacao, Caracas

El día 03 de febrero recibimos en nuestra redacción información de dos funcionarios de PolicChacao, que intentaron impedir a dos chicas demostrarse afecto en público ya que iba en contra de sus creencias religiosas.

Uno de los funcionarios presuntamente le exigió que dejara de abrazar a su novia puesto que iba en contra de Dios y en contra de los niños y ancianos, al parecer intentó hasta llevarla detenida al ésta negarse a seguir las instrucciones de este funcionario cuyo argumento parece el expuesto por una directora de colegio religioso.

Aquí el relato que nos envío la presunta agredida:


“La situación ocurrió hoy como a las 6:45pm en la plaza Altamira. Casualidad después de un día súper pesado, me soltaron temprano del trabajo. Y quede de acuerdo con mi novia de vernos en la Plaza para relajarnos un poco mientras esperaba que me buscara mi Chofer para ir a mi casa. Nada, estamos ahí sentadas, hablando y puse mis piernas (porque me dolían un poco) sobre sus piernas y le di un abrazo, de esos largos. La verdad permanecí abrazándola un rato. Y en ese momento llegaron dos Polichacaos, y me dice uno (el más grosero debo acotar) que por favor me sentara bien, lo cual obedecí, pero él continuo hablando y me decía que yo debía respetar porque lo que nosotras estábamos haciendo estaba prohibido por la ley y las normas de la plaza, porque habían niños y ancianos y nosotras no podíamos estar demostrándonos amor ahí. Fue el momento donde me moleste y le dije que no hay ninguna ley que prohíba que yo le demuestre afecto a mi novia, y que era un sitio público y por lo tanto si algún niño pasaba era responsabilidad de su mamá o papá explicarle no mía y que por eso yo no debía cohibirme. El hombre que lo acompañaba me dijo que tenía que acatar las leyes o me tenía que ir de la plaza. Y yo le conteste que él no me podía exigir algo así, menos obligarme porque yo no estaba cometiendo ninguna infracción. Se pusieron más agresivos y yo seguía respondiendo y unas chicas que estaban sentadas a mi lado le preguntaron que si el problema era con el hecho de que estuviéramos haciendo “cebo” o de que fuéramos dos mujeres. Y el hombre le dijo: “Ambas porque Dios creo a hombre y mujer y ellas no tienen porque andar haciendo sus cosas en público, ellas pueden hacer lo que le den la gana con su vida pero no enfrente de los demás. Porque a mi me daría pena tener un hijo haciendo eso en la calle”. A eso le respondí que su vida no era mi problema y que yo no tengo por qué estarme escondiendo porque a él no le guste la imagen, y me dijo: “Sabes que si no te vas de la plaza te voy a tener que llevar detenida porque no me da la gana de seguir hablando contigo” y yo le dije que tenía que sacarme con una patrulla de la plaza. Y me manoteo y me dijo que si no salía de la plaza cuando el volviera a pasar me iba a llevar presa. Y ambos se fueron… La verdad fue una situación bastante incómoda y que no esperaba en el único ratico que tenía del día para abrazarme a mi novia y relajarme. Me parece que él no supo cómo expresarse además que uso un léxico que dejaba mucho que desear. Emitiendo juicios y saliendose de sus funciones. Pienso que a las personas antes de uniformarlas deben educarlas.”

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •