Renuncia cardenal católico de conocidas convicciones homófobas, acusado por cuatro sacerdotes de “actos inapropiados”

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cardinal Keith O'Brien

Tormenta en la jerarquía católica. Tres sacerdotes y un exsacerdote han elevado una queja al Vaticano contra el que era arzobispo de Edimburgo y presidente de la Conferencia Episcopal Escocesa,cardenal Keith O’Brien, por tener un “comportamiento inapropiado con ellos en el pasado y para pedir su dimisión, que se ha hecho efectiva este mismo lunes después de ser aceptada por el Papa. Casualmente o no, el ya exarzobispo es uno de los más feroces oponentes al matrimonio igualitario en el Reino Unido.

Los primeros hechos denunciados se remontarían a 1980. Uno de los demandantes, cuyos nombres no han trascendido, era entonces un seminarista de 20 años que estudiaba en el Saint Andrews College, del que O’Brien era director espiritual, y que acabaría por abandonar el sacerdocio cuando este accedió al obispado de Saint Andrews y Edimburgo. El excura dijo entonces haber tomado esta decisión para poder casarse, pero ahora afirma que lo hizo para “preservar mi intimidad” sabiendo que el hombre que había ejercido “acercamientos inapropiados” durante los rezos nocturnos en su época de seminarista seguiría ejerciendo poder sobre él.

Otro de los testimonios (remitidos al nuncio de la Santa Sede en el Reino Unido, Antonio Mennini) habla de una invitación del ya arzobispo a un sacerdote recién ordenado para que pasara una semana en la residencia de aquel. El cura declara haber sido víctima de un “comportamiento no deseado” por parte de O’Brien después de haber estado bebiendo de madrugada. En otro de los casos, el entonces obispo había sido asignado como asesor de un joven sacerdote, que afirma que los intentos de tener contactos íntimos con él por parte de alguien que se supone que debía guiarlo le parecieron a la vez “molestos y halagadores” en su momento. “Hay que entender la relación entre un obispo y un sacerdote”, explica. “Él es más que tu jefe, tiene un poder inmenso sobre ti”.

Los cuatro denunciantes habían expresado su temor a que la jerarquía católica ignore sus quejas y su deseo de que el próximo cónclave papal que elegirá al sucesor de Joseph Ratzinger, y en el que O’Brien habría tenido derecho a participar de no haber renunciado, sea “limpio”. La iglesia, afirma uno de los sacerdotes, “tiende a encubrir y proteger el sistema a cualquier precio”.

El Papa fue informado de las denuncias, según ha confirmado su portavoz Federico Lombardi, quien afirmó el domingo que “el asunto está ahora en sus manos”. Horas después de que saliera a la luz pública el caso, O’Brien renunció a dar la misa dominical en la catedral de Edimburgo y alegó estar buscando asesoramiento legal. Este lunes emitía un comunicado en el que anunciaba su dimisión como arzobispo de Edimburgo, que fue aceptada por Ratzinger, así como su decisión de no participar en el cónclave, y pedía disculpas. “Doy gracias a Dios por todo el bien que haya sido capaz de hacer. Pido perdón a todos a los que haya ofendido por los errores que haya podido cometer“, rezaba el documento. La renuncia de O’Brien deja al Reino Unido sin representantes en el próximo cónclave papal.

Uno de los más beligerantes opositores a la igualdad LGTB

En dosmanzanas hemos hecho referencia en varias ocasiones a Keith O’Brien, siempre con motivo de su feroz homofobia. El pasado agosto, poco después del anuncio del Gobierno escocés de que impulsaría una ley de matrimonio igualitario, se leyó en las parroquias católicas del país británico una carta del cardenal en la que en la que mostraba su“profundo malestar por el hecho de que el Gobierno escocés haya decidido redefinir el matrimonio”. “La enseñanza de la iglesia sobre el matrimonio es inequívoca, es únicamente la unión de un hombre y una mujer, y está mal que los gobiernos, los políticos o los parlamentos traten de alterar o destruir esta realidad”, añadía O’Brien.

En septiembre de 2011, cuando el proyecto estaba todavía en el periodo de consultas, el entonces arzobispo de Edimburgo opinó que aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo supone “reescribir la naturaleza” y adelantaba que la iglesia católica escocesa se opondría“enérgicamente” a cualquier intento en ese sentido. Sus críticas no limitaron a Escocia: en marzo del año pasado, O’Brien dirigía un duro ataque al proyecto de ley de matrimonio igualitario para Inglaterra y Gales anunciado por el primer ministro David Cameron, calificándolo de “locura y de “subversión grotesca de un derecho humano aceptado universalmente Y la semana pasada, mientras que se pronunciaba a favor de que los sacerdotes pudieran casarse, reafirmaba su radical oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

Vía Dos Manzanas

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •