Referéndum en Croacia contra el matrimonio igualitario

croacia_firmas

El próximo 1 de diciembre el censo electoral votará para sacar adelante una reforma constitucional en la que se cerrarían las puertas a cualquier otra unión matrimonial que no fuera la de un hombre con una mujer.

10/11/2013 – Marcos Fernández A iniciativa de una asociación católica croata, que ha recogido un total de 740.000 firmas, los ciudadanos de este país balcánico votarán el próximo 1 de diciembre para aprobar o rechazar una reforma constitucional con el único objetivo de limitar el matrimonio como tal únicamente a las bodas entre hombres y mujeres.

De este modo, el ala más conservadora del país cierra el paso a las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo en Croacia. En concreto, la población deberá responder a la siguiente cuestión: “¿Está usted a favor de que en la Constitución se introduzca la definición del matrimonio como unión entre hombre y mujer?”

En esta tesitura, las organizaciones en defensa de los derechos del colectivo homosexual han denunciado que esta consulta pública es discriminatoria y han encontrado el amparo del primer ministro socialdemócrata, Zoran Milanovic. El jefe de Gobierno croata rechaza por completo la iniciativa de los grupos católicos y la califica de “homófoba”, “anticristiana” y “malintencionada”. Y no es el único, porque junto a él hace frente común el presidente del país, Ivo Josipovic, que ha anunciado que no votará en el referéndum.

El malestar se ha instalado en el seno del Ejecutivo progresista de Croacia hasta el punto de que su Consejo de Ministros está estudiando la posibilidad de introducir cambios en la Constitución que impidan que se reproduzcan en un futuro este tipo de consultas que atenten contra los derechos de las minorías de cualquier tipo.

Sin embargo, la asociación católica que ha promovido el referendo encuentra cobijo en la oposición conservadora, que no quiere oír hablar de bodas entre personas del mismo sexo. Podría ser así a juzgar por el resultado de las encuestas que indican que un 54% de la población croata cree que en su país solo la unión entre un hombre y una mujer puede definir y constituir un matrimonio.

El resultado desfavorable al colectivo homosexual llegaría en apenas tres semanas, ya que la legislación vigente considera que, con independencia del censo electoral que acuda a las urnas, la reforma de la Constitución se llevará a cabo si hay una mayoría de votantes que rechace el matrimonio igualitario.

 

Vía Cascara Amarga

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •