Proteína clave en la propagación del VIH tiene la misma función en un tipo de leucemia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

ich16A

Los científicos del Departamento de Virología Molecular y Terapia Génica de la Universidad de Lovaina (Bélgica), en colaboración con la Universidad de Basilea (Suiza), y autores de este hallazgo, aseguran que es posible que en el futuro ambas enfermedades puedan ser frenadas con los mismos inhibidores.

 

07/02/2013 Las proteínas en las células del cuerpo humano interactúan para formar una red responsable del “control” de la célula. El problema es que, en ocasiones, hay virus como el VIH que pueden manipular dicha red y acabar dañando algunos nodos de las proteínas que la componen, un fenómeno similar al que se da en la patogénesis del cáncer.

Sin embargo, ahora han observado que hay mutaciones en ciertas proteínas que también provocan cambios en los nodos de la red y, según han comprobado, algunos nodos podrían jugar un papel determinante tanto en la propagación del VIH como en el desarrollo de cáncer.

La proteína LEDGF/p75 ya ha demostrado ser un nodo importante para la replicación del VIH, al ver que el virus la utiliza para anclarse al ADN de la célula.

Además, la misma proteína desempeña un papel similar en el desarrollo de ciertas formas de leucemia, explican los autores, como un subtipo de una proteína muy agresiva que se detecta en niños menores de un año. Mientras, los inhibidores potentes bloquean la interacción entre el VIH y la proteína impidiendo su movilización al ADN.

Según uno de los autores del estudio, Jan De Rijck, el estudio muestra como las estrategias que se han utilizado previamente para inhibir el VIH también inhiben esta forma agresiva de leucemia en células y modelos animales. El próximo paso será el desarrollo de nuevos fármacos contra la leucemia, sobre la base de estos resultados.

 

Vía Cascara Amarga

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •