Piden la derogación del decreto a favor del colectivo LGTBI en EEUU

Manifiestan al presidente su “preocupación y decepción” tras su decisión de mantener el decreto que protege a los empleados LGTB mientras trabajan como contratistas federales ya que “impide a las organizaciones católicas requerir a sus empleados un perfil acorde con la moral católica”.

Este lunes 30 de febrero, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que se informaba sobre decisión del presidente Donald Trump de mantener la orden ejecutiva -aprobada por Obama en 2014-, que protege los derechos del colectivo LGTB. “La orden ejecutiva firmada en 2014, que protege a los empleados de la discriminación LGTB mientras trabajan como contratistas federales, seguirá intacta”, rezaba el mensaje.

La orden ejecutiva 13672, que afecta a una quinta parte de la fuerza laboral de Estados Unidos y fue creada por el predecesor de Trump para luchar contra la discriminación hacia los colectivos LGTB, prohíbe a las instituciones que son contratadas o subcontratadas por el gobierno seleccionar a sus empleados según sus convicciones.

Ante este hecho, dos de los arzobispos más relevantes de Estados Unidos han manifestado al presidente su desacuerdo con esta decisión en nombre de la Conferencia Episcopal. Éstos han sido el arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput (también presidente de la Comisión de Laicos, Matrimonio  y Vida Familiar) y el arzobispo de Baltimore, William E. Lori, que a través de una nota han mostrado su “preocupación y decepción” por la decisión de mantener la orden ejecutiva aprobada por Obama.

Ambos prelados defienden que la orden ejecutiva a favor de los derechos del colectivo LGTB impide a las organizaciones católicas requerir a sus empleados un perfil acorde con la moral católica y con los valores de la institución.

Los arzobispos estadounidenses defienden en dicho comunicado que “la Iglesia se opone firmemente a toda discriminación injusta, y tenemos que seguir avanzando en la justicia y equidad en el ámbito del trabajo. Pero la orden ejecutiva 13672, sin embargo, crea problemas en lugar de resolverlos”, concluyen los obispos.

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •