Orbiguia de Julio: Sex and The Circus

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

portada_800x600Se fue Junio y con él la mayor parte de las festividades del Orgullo, no sólo en nuestro país, sino en el mundo entero. Acá el Orgullo nos deja con unos cuantos sin sabores, ya que el movimiento LGBT venezolano continua dividido y sin esperanzas de Unión en el corto plazo. Activistas que sólo buscan protagonismos, peculio personal o simplemente sabotear el trabajo de los demás están a la orden del día.

Y este año la marcha del Orgullo de Caracas no brilló igual que otros. A pesar de la apertura mostrada por algunos de sus organizadores no consiguieron el apoyo suficiente. El intento de partidizar la marcha en un año electoral cambiándole la fecha para un sábado arrojó una pérdida de asistencia y hasta de interés. No obstante hay que reconocer el esfuerzo de algunos organizadores que montados en un camión forrado de propaganda electoral oficialista, trataron de desligarse del partido y darle un aspecto más diverso. Se reconoce pero no fue suficiente.

Por si fuera poco, en el mes del orgullo, nuestro país fue objeto de la visita de dos de los más grandes homófobos del mundo: El presidente iraní Mammuhd Ammadinehad y el dictador bieloruso Lukashenko, sin que ninguna organización de esas que dicen que defienden los derechos del colectivo saliera por lo menos a repudiar la presencia en nuestra tierra de quienes son hasta asesinos de gays. Una clara muestra que estas organizaciones se mueven al son del dinero que les entrega el gobierno y no por los intereses de nuestra comunidad. Viniera el Papa Benedicto XVI, que no es bien visto por el gobierno, y ahí si salieran rapidito a decir que es no grato y enemigo del colectivo. Por eso es que no hemos visto progresos en los derechos de nuestra comunidad en estos casi 14 años de homofobia y manipulación oficial. ¡Hasta la próxima!

 

 

 

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •