Opinión: Turismo LGBTI en Venezuela: crónicas de un viajero por José Fonseca

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“Hola, ¿tiene habitación matrimonial?”, preguntó él con una sonrisa en su rostro. La recepcionista los miró con duda y respondió: “Disculpen, no hospedamos parejas del mismo sexo en habitaciones matrimoniales; este es un espacio familiar”. Esa es la realidad que viven parejas homosexuales venezolanas en hoteles y posadas en el país. Pero, para mí tenía que existir alguna opción, y es por ello emprendí este turismo en colores, un turismo LGBTI por Venezuela ¡Acompáñame a descubrirlo!

Luego de mi experiencia #ViajandoJuntos con una chica trans descubrí un mundo de realidades del cual no me había percatado, a veces damos sobreentendidas las cosas. En mi experiencia por Brasil viajé un par de oportunidades con agencias y grupos que incluían a la comunidad LGBTI y pensé que en Venezuela era igual, pero lamentablemente no es así. Luego de conocer denuncias sobre discriminación hacia parejas LGBTI en establecimientos turísticos me propuse a indagar y vivir una experiencia turística como parte de esa comunidad.

Caracas, nuestra ciudad capital, tan contradictoria como ella sola: por un lado su caótico tránsito y Metro desbordado en horas pico y, por otro, la tranquilidad que irradia el Ávila. Está fue la primera ciudad para iniciar mi recorrido. La primera opción fueron los amigos de @menspartygroup, quienes al ver la necesidad de espacios para el disfrute y diversión de la comunidad LGBTI decidieron organizar fiestas exclusivas para hombres (pronto para toda la comunidad), actualmente lo hacen solo en Caracas, pero esperan hacer actividades en el resto del país. Seguridad, discreción y privacidad son los tres elementos fundamentales de estas fiestas que ofrecen relajación, disfrute y desinhibición.
La música sonaba, una cuba libre entre mis manos. Un par de miradas y él se acercó: “¿Primera vez?”, preguntó, y yo torpemente afirmé con la cabeza. Un dedo entre mi camisa empezaba a desabrochar cada botón, estaba contra la pared y al oído él me susurro: “¡Déjate llevar…!”. Así olvidaba lo caótico que había sido la semana.
Tal vez la doble moral de muchos nieguen la posibilidad de disfrutar al máximo; sin embargo, para los que se atreven en la fiestas de @menspartygroup encontrarán seguridad, libertad y mucho más, solo quedará una duda, ¿cuándo es la siguiente fiesta?
Sin embargo, mi intención era conocer las opciones de viaje para parejas, fue en ese momento cuando me recomendaron ir a Choroní, con sus hermosas playas, su cacao, sus tambores; realmente encontré libertad, esparcimiento y un par de locales con banderas de la comunidad, pero las miradas y el murmullo de la gente no dejaba de ser incómodo. Viendo Instagram hallé a @lgbtvenezuelatop, creado hace más de un año para la comunidad, se promocionan espacios donde no existe la discriminación por preferencia, orientación e identidad sexual. Su creadora, Flor Acosta, muestra este trabajo con orgullo, claridad y con unas ganas de ayudar a la ciudadanía incluyéndonos a todos. “Necesitamos una cultura de tolerancia, respeto, de cultura de servicio”, señala Acosta. Con sus recomendaciones, agarré mi mochila y con un cómplice de aventura llegamos a la Colonia Tovar. Allí, entre sus montañas, agricultura, tradiciones, deliciosa comida y hermosos hoteles, cabañas y posadas pudimos pasarla en La Casita del Fondue, donde el trato fue con igualdad, respeto y mucho cariño.

La isla de Margarita fue un lugar para liberar el alter ego que muchos se reservan. En una megafiesta a la orilla de playa El Agua, con luces, DJ, bailarines, alcohol y mucha diversión la noche se fue muy rápido. Una celebración donde Grindr fue una app de contacto directo, y la sensualidad no se pudo ocultar.
En Margarita no solo salimos de fiesta, pudimos conocer distintos lugares, restaurantes, sitios turísticos, hacer distintas rutas por las playas. En la isla se consiguen ofertas de full day para todos, para grupos que no hacen distinción en orientación sexual. Fue grato compartir con una pareja de alemanes que disfrutaban de su amor con total comodidad y naturalidad. Pasear por las playas es una experiencia fantástica; en Macanao montar a caballo y disfrutar del sol y la playa. En la avenida 4 de Mayo caminar tranquilamente, comer deliciosas empanadas con frutos del mar.
En el recorrido por estos lugares pude ser testigo de cómo en varios hoteles (sin importar la cantidad de estrellas) o posadas no permiten que dos personas del mismo sexo se hospeden en habitaciones matrimoniales; en algunos establecimientos ofrecen cuartos con camas separas y en otros simplemente se reservan el derecho de admisión y no las hospedan en la misma habitación.

De regreso a Caracas quería saber qué oportunidades tenían las chicas y fue cuando conocí a @lesbosclub, fiestas organizada por chicas y para chicas, que me trataron maravillosamente, sus fiestas representan diversión, seguridad y muy buena música. La noche se hizo corta para todo lo que disfrutamos, realmente es una muy buena alternativa para las chicas capaces de amar a otras de su mismo sexo.
En Lara encontré sitios claramente de ambiente, el primero fue un sauna para chicos, al principio un espacio que puede cohibir, era jueves de desnudos y los hombres andaban por un espacio oscuro con duchas y algunas cabinas. Al parecer, es un lugar donde los anillos de casado se quedan guardados para dar libertad al cuerpo. Otro sitio es una discoteca de ambiente, realmente se pudiera pensar que esto no entra en la categoría de turismo, pero la percepción cambia cuando uno ve que mucha gente viaja de otras ciudades para asistir a este templo de la diversión llamado: Why not.

La situación económica del país ha llegado también a los saunas y spa de hombres, el tipo de lugares más común para homosexuales o bisexuales, pues los equipos que hacen funcionar las maquinas de vapor son importadas, al dañarse alguna pieza es muy complicado reponerla. Asimismo, los gastos operativos suben cada día más a consecuencia de la hiperinflación. Eso ocurre con la gran cantidad de saunas en el país, de los cuales los más conocidos están en Caracas, Valencia, Mérida y Barquisimeto.
En mi periplo indagativo conocí una agencia que trabaja con turismo LGBTI. Es Sagitravel, y uno de los paquetes que más me llamó la atención fue uno denominado “Boda simbólica en Roraima”, el cual consiste en un casamiento al estilo pemón para parejas homosexuales, con el apoyo de un chamán, padrinos, bailes y el gran Roraima como testigo del amor. Ellos también tienen un paquete de boda simbólica en Coche (Nueva Esparta) y varios viajes geniales para personas de la comunidad tanto en el país como en el exterior. Realmente, es una agencia que apunta a la igualdad y el respeto.
Luego de estos viajes vi que en Venezuela hay oportunidades, pocas pero algunos ya empezaron a dar ese paso que se ve traducido en tolerancia, pero también en oportunidades de negocio e inversión, pues la comunidad LGBTI reporta ingresos económicos, y en medio de una crisis no parece inteligente cerrarle la puerta a un sector de la población que está dispuesta a pagar para disfrutar servicios turísticos. Ojalá estas iniciativas se multipliquen pronto.

Finalmente llegó a casa, dejo mi maleta y me acomodo en mi cama con una gran duda: ¿será que la comunidad LGBTI en Venezuela solo necesita tolerancia? Creo que es más que eso, necesita derechos, igualdad, respeto. Que una chica trans tenga la misma oportunidad de ser una destacable contadora o recepcionista sin ser excluida; que un chico pueda llevar a la fiesta de la empresa a su novio, que un profesor pueda decir abiertamente que se casó con un hombre sin miedo a que los padres pidan que lo deje. A veces escucho decir “sean gais serios, nada de plumas” (al referirse a los amaneramientos), pero olvidamos que hace años en la revuelta de Stonewall fueron las “amaneradas, escandalosas, extravagantes y alborotadas” quienes dieron la lucha para que se iniciará este proceso de derechos. Cada ser humano debe ser respetado, valorado y apoyado simplemente por el hecho de estar vivo. ¡Happy pride, comunidad LGBTI! Seguiremos #ViajandoJuntos.Por

Por José Fonseca / (@Jfonsecav) Originalmente publicado en Alternos.la

Este es un artículo de opinión. Orbitagay no se hace responsable ni solidaria con las opiniones emitidas en este artículo, las cuales son responsabilidad de su autor.

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares