#OPINIÓN: ¿Por qué a los nigerianos les aterra el matrimonio homosexual?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Nigeria es uno de los países africanos en los que la homosexualidad está penada y muy rechazada por la sociedad

Protesta-antigay-en-Nigeria-600x350

Por Adaobi Tricia Nwaubani, especial para CNN

 

— A finales de 2014, mi amigo Zachary me invitó a su boda, que se celebraría en Massachusetts, Estados Unidos, en septiembre de este año. En ese entonces, lo que menos me preocupaba era tener que viajar de Abuja a Massachusetts. Zachary es gay.

“¿Qué tal si cae un rayo y golpea el edificio?”, pregunté. Él respondió que hasta ahora había habido poco menos de 100,000 matrimonios gays en Estados Unidos y aún no habían caído rayos. “Claro que mi pareja y yo seríamos la gota que derramó el vaso”, agregó.

Ese intercambio bien pudo ser en broma, pero a muchos nigerianos realmente les aterra el matrimonio gay. Además, están desconcertados porque la Suprema Corte de Estados Unidos falló recientemente a favor de la legalización del matrimonio gay en ese país.

Los nigerianos se muestran tristes y sienten lástima por el que supuestamente es el país de Dios.

Predicen que Estados Unidos entrará en una decadencia inevitable. Sin embargo, el sentimiento que muestran con más fuerza es el miedo. La clase de miedo que podrías esperar si te enteraras de que se avecina un tsunami.

Al parecer a muchos nigerianos les aterra que habiendo ganado en casa, Estados Unidos ahora pretenda imponer leyes similares en países como Nigeria. He escuchado que la gente dice: “Debemos resistir esta tendencia”.

Ya han empezado a circular rumores sobre el plan de acción de Estados Unidos. A lo largo de los días pasados, se ha revelado en varios artículos de los diarios locales que algunos nigerianos creen que es la intención secreta de la invitación que Barack Obama extendió al nuevo presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari.

Se dice que la reunión, que se llevará a cabo en la Casa Blanca el 20 de julio, tiene como objetivo persuadir al presidente Buhari a derogar la infame Ley de Prohibición Homosexual que promulgó la administración de Goodluck Jonathan, el presidente anterior. El titular de uno de los diarios nigerianos era: Cuidado con la invitación de Obama.

Una encuesta que la empresa NOI Polls de Nigeria (que trabaja con Gallup) llevó a cabo en junio de 2015, mostró que el 90% de los nigerianos cree que su país sería un lugar mejor si no hubiera homosexuales.

Además, el 81% no está de acuerdo en que la gente gay tenga los mismos derechos que los otros nigerianos. Solo el 30% de los nigerianos cree que la gente gay merece tener acceso igual a los servicios públicos tales como atención médica, vivienda y educación.

A pesar de estos datos escalofriantes, me sorprendería que la ley antigay fuera la única razón por la que Barack Obama hubiera invitado al presidente de Nigeria cuando hay temas como Boko Haram que actualmente predominan en la escena mundial. Pero si es cierto que tiene en mente el bienestar de los nigerianos gays, el presidente Obama debe andar con tiento.

Conducta prudente

En la reunión de los Jefes de Gobierno de la Mancomunidad que se llevó a cabo en octubre de 2011 en Perth, Australia, el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, dijo a los líderes africanos que si se resistían a la homosexualidad en sus países, se arriesgaban a perder la asistencia monetaria de Reino Unido.

Esas palabras suscitaron una gran indignación entre la gente africana. En Ghana, Zimbabue y Uganda, los comentaristas, los articulistas y los funcionarios animaron a Camerún a mandar al diablo su ayuda.

Nigeria, el gigante de África, fue más allá de los reclamos y las quejas. En cuestión de semanas, el Senado de ese país hizo a un lado otros asuntos de importancia nacional y pidió que se aplicara una pena de 14 años de prisión a cualquier persona a la que se condenara por homosexualidad, cuestión que no figuraba en la agenda nacional antes del incidente.

En diciembre de 2013, el entonces presidente Jonathan promulgó la ley antigays, con la que se proscribieron las muestras públicas de afecto entre parejas gays y se prohibieron las organizaciones que promueven los derechos de los gays. NOI Polls demostró que el 92% de los nigerianos estuvieron a favor de la nueva ley en ese entonces.

Es claro que el intento de Cameron por promover los derechos de los gays resultó contraproducente. No solo porque la homofobia es particularmente intensa en África, en donde las relaciones homosexuales son ilegales en la mayoría de los países.

Las palabras de tinte imperialista y controlador que eligió el primer ministro provocaron que surgiera la necesidad de tranquilizar a quienes dudan de que sus países sean absolutamente independientes de Reino Unido. Optar justo por lo contrario a lo que estipulan los puntos de vista impuestos es a veces la forma de reafirmar tu libertad para encargarte de tus propios asuntos.

Si surge el tema de los derechos de los gays en su conversación con Buhari, Barack Obama debe recordar que está al mando de Estados Unidos, no de Nigeria. Debe darse cuenta de que “no podemos permitir que esta ‘gente blanca’ nos diga qué hacer” es una razón cada vez más válida para que los africanos ignoren las recomendaciones en varios temas, tanto las poco constructivas como las beneficiosas.

La legalización del matrimonio gay en Estados Unidos ha provocado que se intensifique en los nigerianos la sensación de estar listos para resistirse a cualquier cosa que tenga que ver con la homosexualidad. Ya se desenvainaron las espadas antigays.

El cuidado que ponga el presidente Obama y los demás activistas de Estados Unidos al defender a la gente gay en países como Nigeria será muy significativo para mejorar o empeorar el bienestar de aquellas personas a las que quieren ayudar.

 

Vía CNN

 

Artículo de opinión: Orbitagay no se hace responsable por conceptos y/o juicios emitidos en este y otros artículos de opinión, los cuales, son responsabilidad de sus autores.

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •