Niño de 12 años habla sobre bullying que padece por usar maquillaje

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El acoso escolar en las instituciones educativas se ha presentado en los últimos años como un problema social que debe ser erradicado debido a la violencia de la que son objeto ciertos niños por formar parte de un grupo social específico o por tener características físicas y sociales que no se acercan a las comunes en los colegios.

En este contexto aparece #Back2School, una campaña que busca concientizar a los jóvenes estudiantes y a los adultos sobre la importancia de evitar la discriminación, el acoso y la violencia en contra de otros compañeros, así como prestar atención en lo que pasa en la vida de los estudiantes para saber si están siendo objeto de acoso escolar o lo están practicando.

La campaña es organizada por la asociación Anti-Bullying Pro, una organización que pretende erradicar la violencia escolar en Reino Unido y otros países. Frente a esto un chico de 12 años habla sobre bullying que padece por usar maquillaje:

“Me hizo sentir triste y confundido. Por qué alguien querría ser malo conmigo cuando no le había hecho nada. Siempre sucede con bastante frecuencia, ya sea en línea o en persona, pero principalmente en persona”, comenta el Reuben.

El niño de 12 años cuenta que todo inició en sus clases de teatro, cuando sus compañeros de clase le ponían apodos que hacían referencia al uso de maquillaje, le daban patadas y se burlaban de él. Cuando no pudo soportar más el acoso decidió contarle a su madre y sus padecimientos comenzaron a cesar: “Sé que suena a cliché decírselo a un adulto, pero es útil porque puede hacer algo al respecto”, señaló Reuben.

“No dejes de ser tú mismo. Simplemente ignóralos, pero al final, dile a alguien más pronto y más rápido porque entonces todo se habrá terminado”, sugirió en su capsula.

Con información de Desastre.mx

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •