Mujer trans brasileña en huelga de hambre hasta ser reubicada en prisión femenina

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Adriana es una mujer transgénero de origen brasileño que lleva 20 años viviendo en Italia. Recientemente su permiso para residir en dicho país caducó, por lo que fue privada de su libertad y recluida en un centro de detención para hombres.

De acuerdo con el Movimiento Identidad Transexual, una organización que lucha por los derechos de las personas trans en Italia, Adriana entró en una huelga de hambre con el objetivo de que sea reubicada en al área femenil del Centro de Identificación de inmigrantes de Brindisi. Su manifestación lleva 8 días sin que haya respuesta de las autoridades.

Adriana contactó a la organización con la intención de que “su legítima petición de ser recluida junto a las mujeres para que sea protegida de discriminaciones y violencias”. Movimiento Identidad Transexual señaló que si las autoridades no actúan de forma inmediata llevaran a cabo una manifestación. “¿Cuáles son los derechos de una transexual cuando se encuentra recluida, cuanto vale su vida, cuánto pesa su historia, cuánto vale su dignidad?”, indicó Nichi Vindola, ex presidente de la región de Apulia, político y activista, quien se sumo de forma solidaria a la iniciativa.

La mujer lleva 20 años viviendo en Italia. Después de perder su trabajo, le ha sido denegado el permiso de residencia en el país. Razón por la que fue recluida en un centro de identificación y expulsión de inmigrantes a la espera de que las autoridades estudien su solicitud de asilo. Existe la probabilidad de que las autoridades la deporten a su país natal. “Adriana espera saber cuál será su futuro mientras pide estar donde su naturaleza le pide que esté. ¿El gobierno tiene orejas capaces de escuchar una voz así de lejana?”, expresó Vendola, al exigir justicia para el caso de Adriana.

Cortesía de Desastre.mx

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •