Líderes religiosos de Australia han atacado el matrimonio igualitario comparándolo con el incesto

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por Alexander Rocha

David Phillips, presidente de la Voz de la Familia de Australia, una organización cristiana contraria al matrimonio igualitario, ha condenado el apoyo creciente que se está produciendo en el país hacia el matrimonio de parejas homosexuales. Phillips considera que la aprobación de dichas uniones sería “tan malo como permitir casarse con un pariente cercano”.

 

La Voz de la Familia de Australia, una organización cristiana del país oceánico, ha condenado el avance del apoyo social y político hacia la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

El presidente de la organización australiana, David Phillips, ha defendido que si se aprueban dichas uniones se estará dando un paso a favor de que en breve se legalice el incesto en el país.

Phillips, durante su intervención en un debate de un comité de la Cámara de Representantes de Australia, condenó los proyectos de ley de matrimonio igualitario que han sido presentados, alegando que el matrimonio gay “sería tan malo como permitir casarse con un pariente cercano”.

La condena de Phillips se sumó a la de otros líderes religiosos que participaron en el debate de la Cámara de Representantes para presionar en contra de los proyectos de matrimonio igualitario.

El obispo Julian Porteous, portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de Australia, alegó en el debate de la Cámara que “si la definición del matrimonio cambia, se pondrá en peligro toda la comprensión que tenemos de nuestra propia identidad, lo que a su vez llevará a la gente a dudar de quienes son y llevará a dañar la sociedad”.

“El matrimonio es un contrato entre dos personas. Creemos que es bueno cuando se realiza en un contexto religioso”manifestó el reverendo Robert Forsythe, quien también participó en el debate.

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •