Las leyes homofóbicas rusas podrían ser derogadas tras el fallo de un tribunal

Irina_Fet

 

La sentencia favorable a la activista LGTB rusa, Irina Fet, podría ser el primer paso para el reconocimiento de los derechos de la comunidad en Rusia

03/10/2013 – Carla Gómez En 2009, la activista LGTB Irina Fet protestó contra una ley homofóbica promulgada en la ciudad rusa de Riazán. Irina se presentó en varias escuelas y bibliotecas portando un cartel que decía: “La homosexualidad es normal. Me siento orgullosa de mi preferencia sexual”. Tras esta manifestación, la activista fue detenida, multada y acusada de “informar a los menores de edad sobre la homosexualidad”. Moscow Pride, la organización a la que pertenece, apeló sin éxito la sentencia, por lo que el caso fue trasladado a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, donde en 2012 se dictaminó que las leyes homofóbicas en la ciudad de Riazán eran “discriminatorias y arbitrarias” e iban en contra del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, al considerar que se estaba violando la libertad de expresión de Irina.

Ahora, el Tribunal Regional de Riazán ha retirado todos los cargos contra Irina Fet y se ha comprometido con la política internacional, hecho que supone un duro golpe contra las leyes homofóbicas y discriminatorias en Rusia, ya que el caso de Irina representa el primer paso para el reconocimiento de los derechos de la comunidad LGTB rusa. Se espera que, a raíz de esta medida judicial, durante los próximos años puedan ser derogadas todas las leyes “anti-gais” promulgadas por el gobierno ruso.

Vía Cascara Amarga

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •