¿La primera boda gay para Mariano Rajoy, primer ministro de España?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

la-primera-boda-gay-para-mariano-rajoy-878-body-image-1441886815-size_1000

Desde julio, cada vez que abrimos Facebook un lunes por la mañana nos encontramos con fotos (más o menos lamentables) de bodas. Y es que la gente se casa, se casa mucho, y a los invitados les encanta posar en grupo -ya ciegos- y congelar ese instante en la memoria de todos sus amigos. Javier Maroto es uno de los que se va a casar este verano, lo hará con su pareja, Josema Rodríguez, el próximo día 18 en Vitoria. Una boda gay, es decir, una boda legal, aunque le joda a buena parte del PP y a gran parte de sus votantes. Por cierto, el PP es el partido al que pertenece Javier Maroto.

Y no es un militante cualquiera, es un hombre de confianza de Mariano Rajoy, uno de los suyos. De las caras nuevas que ha reclutado en su entorno para hacer ese lavado de imagen (la caspa y la corrupción tardan en salir, a la primera no se van) de cara a las próximas elecciones. En una clara operación de ‘ciudadanizar’ su partido ha renovado el equipo y a Javier Maroto le ha nombrado vicesecretario de Acción Sectorial. Que no sabemos muy bien qué significa, pero que nos ha quedado muy clarito que es un alto cargo. ¿Por qué? Por el revuelo que se ha montado entre los jefazos de la calle Génova, mientras debaten si Mariano debe o no debe estar presente en “el día más feliz en la vida” de su compañero.

Porque al PP hay varias cosas que le producen urticaria, las heredó de Zapatero y no ha conseguido sacárselas de encima, ni llevándolas a los jueces. La que más, el aborto y el matrimonio gay. Son una pesadilla, porque no han logrado acabar con ellas. Incluso han creado debate interno. Algunos diputados y dirigentes populares (los de la sección progresista) no han participado en las votaciones y luego han protestado, en voz baja, por el empeño de su partido en cargárselas. Uno de ellos ha sido el propio Maroto que ha dicho: “Si no hubiese estado de acuerdo con esa ley del matrimonio homosexual, el PP la habría modificado con su mayoría absoluta. Y si no lo ha hecho es porque considera que esa ley se ajusta a derecho, y es asumida y reconocida en el Partido Popular“.

Por lo visto, un ministro, Jorge Fernández Díaz, el que ha sacado adelante la Ley Mordaza (que no se nos olvide), ya ha dicho que no es coherente ir a una boda gay, ni aunque se case un compañero. Él es ‘old school’, de la vieja guardia, de aquellos que no quieren perder ni un solo voto de la facción del PP más extrema. Está claro, si han llevado el matrimonio gay ante el Constitucional, ¿para qué ir a una boda entre dos hombres? Ante todo coherencia y buenas maneras, que no se diga. Éste es de los que vería mal que Rajoy se presentase a ver cómo se dicen el sí quiero esta pareja de enamorados.

En el lado opuesto, los que creen que esto no es un debate, están Alfonso Alonso y algunos otros más. ¿Qué no es un debate? Deberían echar la vista atrás y ver los espumarajos que les salían por la boca cuando comenzaron a desfilar por los Ayuntamientos de toda España hombres y mujeres del mismo sexo. Y, ¿la cantidad de alcaldes que se negaron a leer el texto ese coñazo que se lee en la bodas? Fueron varios y lo dijeron con la voz alta, con mucho orgullo y bajo la bandera de España. Porque la de colorines del movimiento gay no aparecía por aquellos balcones tan tradicionales.

Consultamos la opinión de Adriano Lima Martins, periodista -colaborador de El Mundo y director de la agencia Raw Photo Press-, homosexual y simpatizante PP. Hemos visto en su Facebook que no se corta en ningún sentido y queríamos saber qué piensa alguien que vive la situación cerca de sus protagonistas. “Lo primero creo que el tema se ha sobredimensionado. Lo que iba a ser la boda de Javier y Josema se ha convertido en portada de periódico, por el buen trabajo que está haciendo Maroto al frente de la vicesecretaria sectorial del PP y si debe o no acudir Mariano: si está invitado, sin duda debe”.

El periodista habla también sobre el miedo a perder votos por parte de Mariano: “La sociedad española ha aceptado y reconoce el matrimonio en todas sus vertientes. Primero lo dice la Ley. Después, además, es algo que la sociedad de nuestro país ha aceptado de una forma ejemplar. Si realmente existe debate sobre este tema en el PP, mal vamos. Mariano debe ir, sin importarle nada más que los novios. Si lo hace por electoralismo que se quede en casa. La sociedad ha avanzado, el PP también ha avanzado. No creo que vaya a perder votos por ir a esa boda, sinceramente. Creo que hay temas de mayor relevancia, incluso para los desencantados con el PP”.

Como solución, la mejor la hemos encontrado en el muro de una amiga en Facebook, que anima al presidente a acudir a la boda: “¡Claro que deberías ir, Mariano! Y de paso regalarle a Maroto y a su marido una bonita edición especial, encuadernada en piel, del recurso a la Ley de matrimonio homosexual que presentaste ante el Constitucional”. Nos parece lo mejor, gracias Rebeca.

 

Vía Vice

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •