Jesús Enrique Divine: ” Soy un hombre muy femenino” | Por Yoyiana Ahumada

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

divine

Un animal de la noche con cara de efebo retozón, una mirada limpia, sin grandes trazos de rencor. Un hombre menudo con alto registro, un sopranino. Ni show man, ni travestí aunque muchos hayan querido encasillarlo

 

Yoyiana Ahumada. Hace 6 años mudó su falsetto y sus bártulos performánticos para Miami. Con el mismo boato de la Venezuela saudita, pero sin el glamour de los 80, la boliburguesía se negó a festejar al rey de las noches caraqueñas y cuando por cuarta vez se convirtió en botín del malandraje, hizo mutis por el foro. Hoy con sus revival del disco y el funk, y su late show la Cosa Nostra, ha causado furor en una ciudad que ama el talento gay

Primer Flash back: Exterior. Caracas noche Año 2004. Lugar: Bogavar, famoso bar de la clase media en las Mercedes negado a abandonar la noche, pese a la inseguridad que todo lo devora. Una nube de humo dispersa a los asistentes y del cielorraso un cenital anuncia una estrella. El local respira su último aliento, pero los habitúes siguen allí, en resistencia. Alguien vocea la sorpresa. Desde los 80, de la cuarta república emerge su armónica figura de arlequín, sobre sus zapatos de altura eterna.

Flash Forward: Siglo XX. Residencia de los editores de la revista Complot. Nina Hagen, rockera wagneriana, famosa por su juego erótico con un crucifijo, suena con su tema Africa, en los recien llegados CD. Divine interviene la canción y Beaufrand, “yo no canto” le sigue el contrapunteo, dos castratis lanzan su voz y la los invitados aplauden frenéticos.”Caracas era una ciudad que te permitía moverte sin temor. Con Divine compartí muchísimos eventos lanzados a la aventura de gozar, la aparición de Divine se produjo porque “estábamos conectados con las grandes ciudades del mundo…con valores como la igualdad y la libertad…”

Para Aquilino Jose Mata. Divine representó un renacer, “el surge a finales de los 80 y principios de los 90. Veníamos de ser un país donde se acababa de gestar un movimiento musical importante que no se ha repetido al menos con la fuerza que se generó a raiz del viernes negro donde surgieron Ylan Chester, Yordano, Luz Marina, Ricardo Montaner; Franco de Vita, Daiquiri entre tantos, porque las disqueras tuvieron que mirar hacia adentro del país, pero ese movimiento se fue agotando por la falta de apoyo de las disqueras. Divine surge como un artista tan diferente dentro de lo que era la música popular en aquel momento, era esa cosa andrógina, unido a una voz impresionante…Fue intempestivo, pero gratamente sorprendente, la gente no lo rechazó y yo creo que tiene que ver con la admiración que tenemos los venezolanos ante la gente que se planta. En Jesús Enrique la trasgresión no tapaba las carencias.

Ultimo Acto en la República Bolivariana de Venezuela. Rodeado de las estrellas de la farándula vernácula, que lo hicieron dueño de la noche, couturiers, como Mayela Camacho, Giovanni Scuttaro, actores, gay exquisitos, straights y machotes, esperan el grito, todos quieren escuchar el gran tema I will survive de Gloria Gaynor, himno de los entendidos del mundo, que por cierto Divine detesta cantar. Alguien bromea sobre su contoneo, insinúa su tendencia. Sus antenas lo captan, los habitués saben que viene, la confrontación y catarsis. Para Angela Oraa, cronista social “… De alguna forma Divine representó para la sociedad venezolana una válvula de escape a la mariquera, o sea el straight (heterosexual) pudo superar el prejuicio machista. Cada jueves el restaurante Tambo se poblaba de un sector pudiente caraqueño y con su enorme carisma él increpaba a los que se reían y los confrontaba con el prejuicio frente a la mariquera…”

La ciudad desespera por tiempos de rumba, tolerancia y libertad. En la memoria de los asistentes el concierto en la terraza del Sambil emerge en un convertible. Divine sin pudor viste el fashion andrógino con toques del punk estilizado. Alguien recuerda el musical Jesucristo Superestrella, cuando Las Palmas era un teatro y no un templo. Sus piruetas de bailarín y la voz de falsetto lo hicieron solista en un elenco de 158 participantes. El nombre de Jesús Enrique Montero en el periódico Dayli Journal, da cuenta de un romance con la prensa, que goza de buena salud. Después de esa noche, Divine huye a otras tierras: “Necesitaba un horizonte que le permitiera seguir viviendo ese mundo abierto, moderno de ideas donde la tolerancia y el respeto tengan cabida, y eso ya no existe en nuestro país..” lamenta Beaufrand ante las razones de su partida..”

“Para el 2002, ya yo estaba prácticamente ido…venia una que otra vez a Caracas por una semana o quince días, hacía mis shows y me iba. Mi vida está aquí- en Miami- Mis cuentas de banco corren es aquí…”

En el esplendor de su blanco y minimalista departamento en el ghetto judío de Aventura, donde se ha instalado, revela: “mi talento es mi carta de presentación, y quizá no he hecho más porque vivimos rodeados de mediocridad y el asunto “gay “ es tema tabú…Los artistas como yo que nos hemos impuesto por talento, sin operación colchón o como se llame, nos ha sido un poco cuesta arriba, pero el sol no se tapa con un dedo y aquí todavía me mantengo en pie, sembrando y recogiendo sobretodo el aplauso y el reconocimiento”

Alguno de sus muebles, han sido intervenidos por el artista, en cuya rutina tienen espacio las destrezas manuales con las que vino al mundo. Peluquería, bordado, maquillaje, corte y costura, junto a dotes administrativas, lo convierten más que en un hombre orquesta, en hombre empresa.

Molesto por la sinusitis que le produce el calor húmedo de la Florida, o los bruscos cambios de temperatura, interpela a Ivana Emperatriz, su compañera, una rubia cocker spaniel, que lo acompaña.

Ni grandes sesiones de ejercicios, ni misteriosos tratamientos de belleza, ni ninguna rutina severa, protegen su edad: ”la cara la tengo un poco ajada”, expresa inquieto: “no cocino, como solo cosas para picar, duermo mucho”

Un animal de la noche con cara de efebo retozón, una mirada limpia, sin grandes trazos de rencor. Un hombre menudo con alto registro, un sopranino. Ni show man, ni travestí aunque muchos hayan querido encasillarlo

-Un showman se pasea por el escenario dejando una estela de humor, sinceridad y talento y al final te deja una gran sonrisa. Un drag queen también puede traer una carga de talento, la única diferencia es que se maquilla, se viste de mujer y la imita. Yo soy simplemente un hombre femenino.

De la Cota Mil a la Palmetto

¿Qué cambió en la noche Jesús Enrique Divine?

-Enrique Divine solamente, el Jesús desapareció, espeta “Sentía que mi techo ya me había pegado en Venezuela , estaba harto de la situación política, de la mamarrachería y harto de que me atracaran. …tenía una propuesta para Miami, la cual acepté.

La Agencia Efe, reseñaría la noticia de su partida: “El cantante venezolano “Divine” firmó un contrato con Sierralta Entertainment Group para iniciar su carrera artística en Estados Unidos, tras pasar más de 15 años en los escenarios latinoamericanos. Divine llegó a este país con el respaldo del empresario musical Miguel Sierralta, con el propósito de contagiar al público hispano y al anglo con la música “dance” y seguir consolidándose como artista…” Con la persona que fungió como mi manager, hice 5 espectáculos y luego continué yo solo. Entro a trabajar al Club Tropigala que era el Hilton Fontaineblue el famoso hotel donde cantó Frank Sinatra y todas las estrellas de los años 50 y 60, y cuya última temporada sirvió de locación para el rodaje del filme “El guardaespalda” con Witney Houston. Yo cantaba una vez al mes en el Tropigala. Nos presentábamos Willie Chirinos y yo quienes quedamos como fijos hasta que decidieron derribarlo para hacer un nuevo hotel…Luego dejé de trabajar con ellos y me dediqué a trabajar yo solo en discotecas en South Beach que contrataban mi show. Trabajé en Macarena, Macondo…En el año 2003 tuve la oportunidad de trabajar en una obra dirigida por Roberto Stoppello –actual gerente de dramáticos de la cadena Telemundo- llamada Streepers de L’ Inferno- de Nestor Caballero.

-La gente pensaba que éramos streepers que íbamos directo a desnudarnos y lo que íbamos hacer era desnudar nuestra alma.. Roberto Stoppello director de la pieza comentó sobre el elenco:“en el caso de Jesús Enrique Divine ha sido un gustazo. Porque podemos disfrutar de su increíble entrega actoral sin sacrificar sus dotes como cantante …”

Luego empezó su propia gira y de nuevo la peluquería se le atravesó en el camino…”siempre fui muy habilidoso con el maquillaje y los cortes de cabello. Yo lo hice desde los quince años y me mantenía con eso. A mi casa iban las mujeres para hacerse de todo, hasta que a los 19 años entré en el grupo Chévere “

2007 le traería la pieza Crónicas Desquiciadas de Indira Páez , dirigida por Manuel Mendoza y una telenovela “Dame Chocolate” de Perla Farías para la Cadena Telemundo, con un papel de un gay, por unos capítulos y participó hasta el final de la novela. Ruddy, un gay que tenia su bar, llamado Azucar-inspirado en un sitio de Coconut Grove, donde se realizan shows travestis- Ruddy se robó el corazón de la audiencia con su indumentaria, maquillaje y su femenino-masculino.

Segundo Flash back. Un teatro en Chacaito. Audición.

1983. El viernes negro está a punto de acabar con la Venezuela saudita. El mundo del Espectáculo vive un estremecimiento, aparece el fenómeno de las voces castratis, encarnado por Menudo. Venezuela se monta en la ola y en perfecta clonación, lanza al grupo Chévere: Caracas, Santiago de Chile, Araba Curazao se estremecen con los contoneos. Esteban Trappiello, exitoso productor y hoy militante del Directorio de Responsabilidad Social de CONATEL, produce el dream team

– Un día a mis 18 años , me enteré de que había una audición para un grupo juvenil Fuimos 1200 jóvenes y yo casi el primero en ser seleccionado. Canté “You’ve got a friend” de Carole King a capella. Nos llamaron “Chévere” quedamos Antonio, Gonzalo, Karl, Ruddy y yo..”

La agrupación recorre el país y la voz de Jesús Enrique Montero, es catalogada como más afinada y penetrante del momento. Lo que se hereda no se hurta y al parecer esos agudos, los trae de los genes de un abuelo cantante de ópera aficionado. Un año y un álbum, lo curten en las lides del espectáculo de aquel grupo: “ Trappiello nos enseñó a ser tratados como artistas, nos dio las herramientas para defendernos en entrevistas, el manejo frente al público, la disciplina del ensayo-aunque yo la traía de la escuela de Maria Luisa Bigott…En si lo que es el “star sistem”, y eso jamás lo olvidaré porque esa ha sido una de las herramientas que me ha distinguido Yo soy un cantante de covers…”

En 1987, se marcha a México aprovechando el envión de su album se lanza en el viejo sueño de ser actor ..”siempre quise ser actor y estudié en Radio Caracas Televisión en los talleres del canal, pero con la mala nota de que no era el tipo alto y bello, de los modelos que le gustan a un ejecutivo de ese canal…” Jesús Enrique se estrella contra el muro del sindicato de actores “Lo que hacia era comerme mi dinero”. Contaría en una entrevista a Simon Villamizar en El Universal: “Un día llegué a un local y dije: yo soy uno de los mejores maquilladores y peluqueros del certamen de Miss Venezuela. Necesito trabajo”. Era mentira, claro…Cuando llegué a México nadie me daba trabajo como cantante. Audicioné hasta en Televisa, como corista de Ricky Martin… Pero no se me dieron nunca…” En aquel entonces ya era publicista y estaba considerado el jinglero mayor en el país. Divine no ha nacido y su cabellera larga y negra sobrevive al filo de las tijeras que con soltura maneja.

Divine, el angel vengador.

1994. El golpe de México, lo lleva a enconcharse para salir a la superficie y conformar su banda-tuvo tres- y grabar su segundo álbum del que se imponen cuatro temas en el ranking musical de Venezuela. Enterteinment Group,el sello disquero, alimenta el mito del falsetto “Dime amor que bebes” que contó con la voz del entonces nobel Alejandro Sanz “Quiero ser tu verdad”, “Yo viviré el amor” y “Triunfaré” se descuelgan en la radio y el éxito lo envía a una gira en España, organizada por su sello Rodven que daría un giro a su look y a su carrera “Me mandaron solo sin mi banda, sabiendo que mi fuerte es cantar en vivo”

Divine fue un cantante mas que de disco, de show, un cantante mas para verlo que para escucharlo a pesar de su voz privilegiada, es un poco lo que sucede con Miguel Bosé, completa Aquilino.

Cantó con una pista en las siete ciudades del tour :Valencia. Altea, Alicante, Mostoles, Ibiza, Barcelona, Sevilla y Madrid…Cumplió con su gira y cuando pensó que lo tendrían un tiempo allí para promocionarlo, “enviaron a otro grupo de la compañía con una banda entera, ni siquiera el representante en España tenia idea de cómo tratar a un artista. Hasta me enteré que ese señor fue el mismo que le disparó al colombiano de Sin Banderas”

Decide mutilar su imagen, sacrifica su cabellera: “no era la melena, era mi talento” Se encierra hasta que un día regresa para ejecutar su venganza en el escenario. “Cargado de irreverencia me pintaba los ojos oscuros, me puse botas de tacón stilettos, me rompía los pantalones en público o los traía intervenidos…” Travestido en su imagen dark y rabiosa, llegó a sellar sus labios pintados de negro en el techo de un local. Sus seguidores se sorprendieron al verlo tan provocador…”no sabían que estaba lleno de lágrimas por dentro..“

Un gay criollo en la corte cubana:

Invitado del cónclave Estefan, se ha convertido en una de las estrellas del club propiedad del poderoso dúo cubano, en Coconut Grove, y hasta le ha regalado sus dotes vocales en el 50 cumpleaños a Miss Estefan. Su presentación en el bar del Hotel Cardozo, entre Ocean Drive y calle 13, según la prensa local, puso a vibrar al adulto contemporáneo que en el gran revival del showman criollo, disfrutó el regreso de diosas de los 80 como Donna Summer, o Gloria Gaynor, al lado de versiones personales a ritmos de regatton.

Lentamente ha ido empujando hasta colarse en el ghetto de la cubanidad, en un late show irreverente y bizarro con el mejor personaje que sabe hacer: él mismo. Bajo el lema del mayo francés “prohibido prohibir”, el canal 41 de América TV, famoso en los segmentos C-D-E de la población, festeja en los números del rating a la galería de personajes bizarros, enanos, travestis, reporteras nudistas, bailarinas exóticas y hasta un reverendo, que sentados a una mesa desacralizan lo humano y lo divino, mientras atizan la candela de la realidad cubana. Un late show, que como largan sus animadores “la gente decente dice no ver pero que todos los días comenta en la calle”

-Se me presentó la oportunidad de trabajar en un programa de televisión local donde necesitaban un gay simpático, con talento y bonito. Al principio me fue muy fuerte, asumir mi rol en la mesa, sin embargo me deje fluir y me sirvió para terminar de aceptarme tal cual soy. En Venezuela siempre me comporté en la calle como en mi casa. ….Creo que mi éxito no ha sido enfocar mi energía no en mi tendencia sexual, sino más bien, enfocarme como ser humano, con mis valores de familia y el debido respeto que me debo…Creo que experimenté más estar con una mujer que con mi mismo sexo, pero como le he dicho a mi madre: ‘mamá yo te he salido bastante bueno, no hay restos de drogas, cigarrillos, alcohol- uno que otro trago social- y a mi casa no entra nadie como un desahogo sexual, Mi casa es un gran templo y sólo entra quien mi corazón decida…”

La leyenda negra que persigue a los artistas, rozó a Montero porque su desenfado lograron doblegar la maledicencia de los cronistas faranduleros:

-Creo que lo peor que me pasó fue cuando mi mama leyó una noticia de que la desubicada Chepa Candela, Atamaika Nazoa, que me imagino que la vida le habrá cobrado algo, escribió que me había visto salir de un show de Maturín directo a una fiesta donde hubo orgias y salí drogado. Lo bueno es que mi equipo sabe que siempre opto por retirarme a mi casa o al hotel donde me toque…Mi mamá se sintió muy mal y eso no se lo perdono…Lo demás como ‘loca divina, fuerte’ esos son gritos del público no son insulto, son la expresión de frustración de muchos que nunca pudieron sacarla a pasear-

La cosa Nostra

De lunes a viernes a las 11:00 pm, sin restricción alguna de contenido, vocabulario o imágenes, el imaginario cubano es bombardeado en este espacio del canal 41, de América TV. Conducido por Carlucho y Bonco Quiñongo y bajo la producción de Eduardo Cáceres Manso.

Estos dos cómicos y nada glamorosos cubanos, arrancan delirios en una audiencia latina, pero de mayoría cubana, en un programa inspirado en Crónicas Marcianas, fuera de la programación de tv española, donde la estrella fuera el star writer Boris Izaguirre.

“..Manejan es el tema cubano, aunque la idea de la cosa nostra, es que todos los integrantes de la mesa reflejamos los personajes de la vida…Está la mala, la inteligente, los dos conductores que son dos comediantes que manejan la mesa. Está un tipo que es como si fuera boquineto,es chingo se llama el Ñaña, esta un enano y un profesor.

Las figura constantes, somos la mala, la inteligente llamada Dra Labrada, los conductores del programa y yo.Todos los comentarios que hago son vistos de la perspectiva de una persona gay que ve la vida con clase y glamour. Soy el toque de clase de la mesa. Y el único venezolano

-Me ha ido muy bien, me conoce titiri mundi, me paran por todos lados: Hay personas que dicen que no ven el programa porque es muy chusma, pero resulta que todo el mundo lo ve. Yo he atrapado mi público, tanto es así que yo estaba en Key Biscaine, por hablar de una zona muy high y hay gente que me para y me dice ‘te he visto’ o en esta zona (Aventura) donde hay muchos judíos” Se ha vuelto un programa que la gente ve y lo comenta.

¿Cómo se escoge el tema del show?

-Todas las temáticas son totalmente diferentes por ejemplo, hoy lunes se va a hablar de farándula. “La mala” sale a ver como está la noche, a ver quienes se están presentando, así me esté presentando yo, y cubre el espectáculo, pero se incorporan temas distintos por días: por ejemplo la larga convalencencia de Fidel castro y por qué todavía sigue vivo. Hay un reverendo que es muy fuerte, de paso es guapísimo, es super fashion y la gente dice pero ¿Ese es de verdad o que? Es un programa muy interesante porque empieza a desglosarse un tema desde el punto de vista de cada personaje y a eso se suma el humor cubano que es tan, pero tan irreverente. Los cubanos nos dan cuatro vueltas, es superinteresante, yo no se si es por la vida que les tocó vivir…

En boca de otros: Divine

“Divine se enamoró de mi marido”

-Nos conocimos en el año 1992, cuando trabajábamos en el Melia Caribe, relata Dina Saavedra, cantante de jazz y Rithm and blues. “Cantábamos en un Show tipo revista donde cada uno interpretaba un par de canciones como solistas. La primera vez que lo escuché pensé que estaba doblando. No era posible que ese personita tuviese esa voz tan celestial. Luego Jesús siempre tan auténtico vio a quien ahora es mi marido, y se enamoró como un loco…luego supo que era mi novio. Desde entonces nos hemos querido incondicionalmente los tres.

También trabajamos con Ricardo Montaner y luego del 93 al 94, yo tuve una banda espectacular donde mis coristas eran Divine, Daniel Somaró y su esposa Meiver Acuña…Esa banda sonaba cabilla y yo tuve el inmenso honor de tener ese trío de voces para mi deleite y el de los demás…Jesús y yo cantando juntos somos perfectos, nuestras voces blend like bread and butter…

…Me ha maquillado un montón de veces me ha transformado otras tantas. El es un enamorado del look perfecto y es muy bueno haciendo imagen porque toma en cuenta tu personalidad. El cabello sólo me lo cortaba él. Yo lo llevé mucho tiempo asi largo y parejo y creo que le sirvio de inspiración para cuando llevó su cabellera larga y negra… El más reciente arreglo que me hizo fue en diciembre del 2007, cuando estuvo en Miami y lo acompañé cantando en un evento privado. Es tan delicado con lo del look que yo sólo llevé unos zapatos que el me pidió que comprara, el resto lo hizo él, mi vestuario lo improvisó con unas telas y tijeras y pare de contar…Parecía JLO

Enrique Pérez Vivas, Director de la agrupación Vamos pá lante, trabajó con Divine en el 2006 y 2007 : Jesús Enrique es muy profesional y exigente a la hora de trabajar, busca siempre que el show salga lo mejor posible, busca el mejor equipo técnico (sonido, luces), y buenos músicos por supuesto jeje… es muy meticuloso y esto puede ser a veces malinterpretado como manía. Es un artista completo, tiene un gran talento que es su voz y su falsetto conoce y maneja muy bien el repertorio disco y funk de los 70´s y 80´s, pero todo con un toque dance, así que trabajar con el significa empaparse por completo. Tiene muy claro el hecho de que un artista no solo se escucha sino que se ve; la imagen y el performance en el escenario tiene el mismo valor que la música…

RECUADRO I

-Yo me creo Divine. A Jesús Enrique le puse apellido Divine, porque yo mismo construí su look,porque diseñé su vestuario junto con mi diseñadora Rinel Ponce León. Nadie vino a decirme: “ahora te vas a llamar así”. No, a Divine lo tengo adentro. Yo me lo gané en el escenario, con rabias, con mucho carácter, con mucha sonrisa, con mis maneras, con mi cabello largo, con mis trajes ceñidos. Fui yo quien lo creé y ahora me lo creo. Así le declararía a  Simón Villamizar en El Universal en el 2005 cuando asistió como estrella invitada para una boda en Caracas.

Yoyiana Ahumada |

 

Vía @CodigoVenezuela

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •