Futbolista gay anima a sus compañeros de profesión a salir del armario

Anton_Hysen_L

Anton Hysen también es homosexual: “Ser homosexual no es una opción, odio cuando la gente dice eso”. Dos años después de hacer pública su homosexualidad, y aunque han cambiado algunas cosas, las personas siguen guiándose por ideas preconcebidas, provocadas a veces por falta de conocimiento, como que las personas homosexuales no pueden dedicarse al fútbol profesional. “¿Por qué no? Podemos correr, podemos jugar, podemos anotar. ¿Cuál es el problema?”, declara.

La campaña Agujetas del arco iris de Gran Bretaña tiene como propósito la lucha contra la homofobia en el fútbol. Precisamente la organización LGTB Stonewall se asoció a la empresa de apuestas Paddy Power para promover esta iniciativa que instaba a los jugadores a llevar unos cordones de colores en las zapatillas. La propuesta, como siempre pasa, tuvo buenas y malas opiniones, y Anton Hysen que también llevó los cordones afirmó que: “Creo que es una buena idea”, dijo. “No es un gran cambio, pero es un paso adelante, es lo menos que podemos hacer. “Un homófobo no va a cambiar de opinión porque los jugadores están usando cordones del arco iris, pero estamos poniendo el tema en sus mentes y en la sociedad para que podamos hablar de ello.”

Desde Hysen podemos recordar que este año el futbolista Robbie Rogers reveló su homosexualidad, y a pesar de haber estado a punto de retirarse, se lo pensó dos veces y ahora está jugando en Los Ángeles Galaxy. Fue un gran paso hacia la tolerancia para el fútbol estadounidense, pero después de ellos ha habido muy pocos jugadores que se atrevieran a seguir su ejemplo.

La homofobia también se ha extendido a los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 tras haber sido implantada en Rusia la ley en contra de la “propaganda homosexual”. Anton Hysen reconoce que no entiende la ley rusa: “¿En qué año estamos? Es como la Edad de Piedra en sus leyes. Es su país y yo respeto eso, pero se trata de los derechos humanos. Todos somos seres humanos. Es algo prehistórico. Estamos en 2013 ahora”. Precisamente, por ello alega que los jugadores allí van a practicar su deporte, a dar lo mejor de ellos mismos, sin importar su orientación sexual.

Via:Cáscara amarga

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •