Entrevista a Fina Torres, directora de la película “Liz en Septiembre” (Temática gay)

Hoy entrevistamos a la directora de ‘Liz en Septiembre’, una película venezolana que rompe esquemas.

Faltan unas pocas semanas -20 para ser exactas- para el estreno de la película venezolana Liz en Septiembre. Mientras aquí estamos todas esperando la fecha bien impacientemente y al borde de nuestros cinéfilos asientos, la genial directora Fina Torres nos ha concedido una entrevista para hacernos más corta la fecha, dejarnos un poco más los dientes largos y conocer un poco más a fondo el film y su making of:

HAY UNA LESBIANA EN MI SOPA: Fina veo que tu filmografía está marcada por un sabor y una cultura muy caribeña. ‘Liz en Septiembre’, por lo que hemos visto del trailer, va por la misma línea. ¿Es esa cultura latina un punto clave para entender tu trabajo?

FINA TORRES: No sé si para entenderlo, pero sí para hacerlo. Como cineasta, me interesan historias con las que me identifico muy cercanamente y me mueven. La verdad es que sólo me motivan los temas de nuestro continente latinoamericano, de nuestro Caribe, y más que todo, de mi país.

HULEMS: Empezar por comentarte que somos muy fans de tu trabajo, y personalmente, ‘Women on Top’ es una película que me encantó como cocinera y sin dejar de mencionar ‘Habana Eva’, que es un icono del cine latino. Pero háblanos un poco de tu inspiración para ‘Liz en Septiembre’, que es una adaptación de la obra americana ‘Last Summer at Bluefish Cove’, según entendemos. ¿Qué diferencias hay entre una y otra?

F. T.: Hace unos 10 años, una productora americana me propuso hacer la película adaptada a esa obra que fue muy famosa y exitosa en los años 80. Era la primera obra de teatro gay femenino en Broadway y tuvo mucho éxito. En ese momento me planteé hacer una película de época, los 80 me parecen otra época, con valores y criterios diferentes de los actuales. El proyecto se detuvo por falta de financiamiento en los Estados Unidos.

Hace tres años, por una de esas casualidades que quizás no tienen nada de casual, volví a ver una escena de esa obra representada en un Master Class por Patricia Velásquez y pensé que sería muy interesante adaptarla obra a nuestra Venezuela contemporánea. Sí, hay muchas diferencias con la obra original por esa misma razón. Ya no quería hacer una película de época, y las realidades en 30 años han cambiado mucho. Hace 30 años era imposible imaginarse, por ejemplo, matrimonios civiles gay, así como una pareja gay construyendo una familia con hijos. Hoy en día “salir del closet” se ha vuelto casi una moda, a pesar de los solapados prejuicios que alguna gente carga por ahí. Hace 30 años era una hazaña casi suicida. Entonces busqué y puse de relieve los conflictos de ahora, no solo de la diversidad de géneros, sino de todo el mundo sin diferencias. El derecho de escoger como vivir, como amar, como partir.

fina-torres-directora-de-Liz-en-Septiembre2

HULEMS: Una de las cosas que nos ha llamado la atención es que en la película hay un poco de misterio sobre la trama. No se menciona mucho que el personaje de patricia es gay, sino que se insinúa (un poco a voces) en el trailer. ¿Es algo buscado adrede?

F. T.: Me parece más interesante sugerir que aplastar al público con evidencias obvias. Las sugerencias nos vuelven activos, nos obligan a pensar, a completar, a utilizar criterios e imaginación para entender o interpretar lo que te están proponiendo. No me gustan las películas que te explican todo, como si uno fuera tonto o incapaz de comprender las entrelíneas. Nos vuelven pasivos, máquinas de tragar contenidos sin esfuerzo, sin participación. Me imagino que preguntas eso porque puedes tener la duda de que no queremos “evidenciar” que Liz es gay, pero habría que ser como de otro planeta para no entenderlo al ver el trailer. Es curioso, también decían que Oriana era misteriosa, justamente porque sugería y no mostraba o explicaba la historia. La gente salía haciendo preguntas y dándose respuestas. Mecánicas Celestes dejaba un final abierto, Habana Eva también. Es normal que Liz tenga un punto de misterio, a su manera.

HULEMS: Venezuela parece estar abriéndose poco a poco a proyectos LGBT como este (‘Azul y no tan rosa’ siendo un ejemplo reciente). Pero todavía queda mucho camino por recorrer. ¿Cómo crees que el público va a reaccionar cuando vea ‘Liz en Septiembre’?

F. T.: Me da mucha curiosidad. Nunca se ha tocado un tema así, que se focalice sólo en mujeres, sus vidas, amistades, amores y decisiones difíciles. Si juzgo por la reacción que tuve de mis actrices cuando leyeron el guión, es muy positiva. En ellas fue de total entusiasmo. Todas aceptaron en el acto. Les fascinaba la idea: Patricia, Mimí, Arlette, Elba, Eloísa, Maria Luisa, Danay, Karina, Sheila. Sabían que el tema era provocador e irreverente, bastante límite, pero con un mensaje de amor irrestricto y de libertad.

HULEMS: Sabemos que Patricia Velásquez, por su papel en ‘The L word’ no tiene estas preocupaciones, pero el resto de las actrices que componen el elenco han tenido mucha valentía aceptando sumarse a una película que es, de por sí, diferente. ¿Cuál ha sido la parte más difícil para ellas? ¿Tienen miedo a la posible reacción adversa del público?

F. T.: Ya te dije. En absoluto. Se sumaron al proyecto con los ojos cerrados y los brazos abiertos. Creo que justamente esa diferencia les gustaba, el reto, la provocación, las ganas de desafiar prejuicios del siglo pasado (aunque todavía vigentes de alguna manera) y de pasar un mensaje importante.

Liz-en-Septiembre-Fina-Torres-1024x682

HULEMS: ¿Cómo fue para ti y las actrices rodar en el paraíso que es Morrocoy y  además con ese gran grupo de artistas iconos de la cultura audiovisual Venezolana?

F. T.: Una verdadera aventura. Filmar en playa y a la intemperie no es fácil. Tienes que aguantar los embates de los elementos, sol inclemente, lluvia, agua salada, arena, viento. Aparte, teníamos que salir cada mañana todo el equipo en lanchas, cargando con los materiales de filmación, 45 minutos de ida, descargarlo en el cayo, filmar todo el día, recoger todo y regresar otros 45 minutos ya de noche. Ese ha podido ser el título: “Contra viento y marea”. Una prueba de resistencia que sólo se hace por amor al cine y al proyecto que se está haciendo. Mis actrices se portaron como verdaderas amazonas, intrépidas, solidarias y divertidas. Y mis productoras también. Ya sé lo que me vas a preguntar: Y sí, claro que había hombres en el equipo, actores, técnicos, ¡y muy buenos! No comulgo con la discriminación de ningún tipo.

HULEMS: ¡Al contrario! Lo cierto es que en este blog no podíamos ser más inclusivas con todo el mundo. Tenemos muchos lectores varones por aquí. Pero volviendo a la película, me gustaría hablar un poco sobre la delicada situación que atraviesa nuestro país en estos momentos: ¿Piensas que es más difícil hacer cine o es una fuente de inspiración?

F. T.: Buena pregunta. A nivel material, es más difícil producir porque la crisis económica nos toca a todos por igual. Aparte de que el cine tiene algunos insumos dependientes del dólar. Pero definitivamente sí creo que la situación por la que atraviesa el país da mucho para contar.

HULEMS: ¿De qué manera está afectando esto a ‘Liz en Septiembre’?

F. T.: Hasta ahora, en nada. La película se terminó hace más de dos meses. Veremos qué pasa en septiembre cuando se estrene.

HULEMS: Finalmente, ya para terminar la entrevista, Liz, el personaje principal, sufre una enfermedad seria que oculta. ¿Tu “Crees que el amor puede curar”?

F. T.: Más que la marihuana, seguro… (responde Eva, co-protagonista de Liz)

Jajaja. Gracias Fina (Y Eva!!!) Ya estamos queriendo que sea septiembre para enamorarnos de Liz.

Vía Hay una lesbiana en mi sopa

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •