El primer alcalde gay de México no apoya el matrimonió igualitario

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Benjamín-Medrano

El recién electo alcalde de Fresnillo, Benjamín Medrano Quezada de 45 años, nunca ha escondido que es homosexual, por lo que no se trata de un destape. “Nunca lo he negado, todo mundo lo sabe y siempre lo han sabido” y aunque es homosexual, precisa que no está de acuerdo en todo lo que “buscan estos grupos”.

Medrano Quezada proviene de una familia pobre, de 11 hermanos, emigró a Estados Unidos y luego se convirtió en empresario. Ocupó puestos públicos importantes, como agente del Ministerio Público en el Poder Judicial y en varias administraciones municipales y estatales, pero explica que su orientación sexual jamás ha tenido ni generado problemas. Incluso, asegura que hay cosas más importantes que su homosexualidad, como “ser un hombre de resultados”.

En las pasadas elecciones fue postulado por el PRI (partido de la derecha) en Fresnillo, el municipio más grande del estado de Zacatecas, con más de 230.000 habitantes.

Aunque es homosexual declara no estar de acuerdo en todo lo que buscan estos grupos. Deja claro que jamás ha estado de acuerdo en promover el aborto, el matrimonio igualitario, ni comparte la idea de que estas parejas adopten niños.

“Nuestra idiosincrasia no lo permite, porque no estamos preparados para ello. No porque no tengamos la capacidad de hacerlo, pero no podemos ir tampoco contra las doctrinas y las costumbres”.

El edil también afirma que las personas LGTB no son un grupo vulnerable, porque tienen grandes capacidades de salir adelante: “En todas las diferentes profesiones somos muy productivos. No lo digo yo, lo dicen los estudios a nivel mundial”. A pesar de que ha abanderado luchas por los derechos de su comunidad y defensa del trabajo de los travestis, comenta que no está de acuerdo con que los homosexuales se vistan de mujer y se prostituyan. Habla de que los homosexuales han cometido excesos y se han estereotipado negativamente y lamenta que se hagan desfiles que “parecen carnavales de pelucas y pestañas”, con lo que sólo obtienen la crítica insana.

Odia a los “gay de clóset” que no se han definido y señala que son los primeros enemigos de “los gay declarados”, aún así, se dice respetuoso de ellos. Se define como católico y lamenta que la Iglesia descalifique a los homosexuales y “nos catalogue como enfermos”, cuando asegura que esto es una cuestión de gustos y definiciones. “Creo que es una enfermedad ser homofóbico”.

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •