El ex sacerdote argentino que posó desnudo para una revista gay anuncia su boda

noticias_file_foto_725241_1392122687Es el tema de la semana en Argentina. El ex sacerdote Andrés Gioeni es famoso en el país porque que colgó los hábitos (literalmente) y posó desnudo para una revista gay. Eso fue en el año 2002, cuando tenía 30 años. Ahora con 41, acaba de anunciar su boda con un hombre para el próximo 7 de marzo. 

La noticia está produciendo un gran revuelo en el país. Gioeni y su pareja están recibiendo muchas felicitaciones y estos días están visitando platós de distintas televisiones. “Agradecidos con Luis por la infinidad de mensajes. Hoy día movidito por los medios. Felices de dar este hermoso paso y que nos acompañen”, escribía este martes en su cuenta de Twitter, apenas unos días después desde que el pasado viernes anunciara el compromiso matrimonial en la misma red social.

Su pareja, Luís Iarocci, es productor de televisión en Buenos Aires. Llevan 10 años viviendo juntos, y 12 de novios.

Andrés Gioeni ingresó en el seminario con 18 años en su Mendoza natal, para lo que tuvo que dejar a la que entonces era su novia. Ocho años después, en marzo de 2000, se consagró. A la revista argentina Veintitrés le confesó algunos detalles sobre su paso por la institución eclesiástica, como estas que reproducimos a continuación:

“En el seminario la homosexualidad no era tema de conversación, sólo se contaban chistes homofóbicos”.

“No se habla de sexo en el seminario. Había un cura que decía que tenía una amiga que se llamaba Manuela y era su compañera en momentos de crisis”.

“Es un calvario todas las semanas ir a confesar que te habías hecho una paja. Algunos curas del Opus llegan a decirte que estás matando niños en potencia. Si la masturbación era un cargo de conciencia, imagínate pensando en un hombre”.

repositorio_obj_2699_1392122614Menos de un año después, en enero de 2001, le dio por entrar con su ordenador a un chat de sexo gay desde el seminario. Llegó incluso a mantener encuentros sexuales furtivos fuera de la congregación. Lo hacía con Fernando, con quien quedaba una vez por semana con la excusa de que era programador e iba a diseñar la web de la Junta religiosa. Seis meses después, Andrés rompió con él porque quería seguir dedicándose al sacerdocio. Más tarde, en un encuentro nacional de catequesis en Córdoba, conoció a un chapero cristiano, con quien quedó en más ocasiones. Hasta que decidió colgar los hábitos.

En 2002 abandonó su ciudad, y se mudó a la Buenos Aires, a seguir con su profesión en la Catedral Metropolitana. Ya en la gran capital, compaginó su vida religiosa con su vocación artística, la escritura, el teatro y la moda. Desfiló para una marca de ropa interior masculina. Y lo llamaron de la revista gay Imperio para un reportaje fotográfico desnudo. Primero rechazó la oferta, pero una semana después la aceptó. Esa fue su salida del armario Los ejemplares de la revista llegaron a Mendoza, y el escándalo alcanzó a todo el país. El Arzobispado le suspendió inmediatamente.

noticias_file_foto2_725241_1392122687En la ciudad porteña empezó a trabajar como camarero en un bar gay llamado Sitges. Allí fue donde conoció a Luís. En marzo se casan. Pero no habrá luna de miel, al menos inmediatamente. Apenas dos días después reestrena la obra de teatro Rosalinda, de la que forma parte del elenco de actores.

 

 

 

 

 

 

 

Vía Ragap.es

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •