El cura gay Krzysztof Charamsa asegura que la mitad de los curas son gays

¿Te acuerdas del cura gay que decidió salir del armario y de la iglesia y casarse con un hombre? En 2015, la historia de Krzysztof Charamsa dio la vuelta al mundo: el sacerdote decidía salir del armario por todo lo alto: con novio y abandonando el mundo religioso. Eso fue un duro golpe para el catolicismo, que no dudó un segundo en apartarlo del sacerdocio, pero nos dio a pensar cuál es la realidad de los seminarios en el mundo: ¿están llenos de homosexuales cuyas familias y entornos han animado a hacerse curas para no tener que afrontar la realidad de su orientación sexual?

Charamsa no ha perdido la oportunidad de escribir un libro sobre su historia y se titula ‘La primera piedra: Mi rebelión contra la hipocresía de la Iglesia”. Como ves, no se anda con tonterías y promete dejar las cosas muy claras al respecto de su historia tanto personal como profesional. Si podemos considerar el ser cura como un trabajo.

El 50% de los curas son gays

Uno de los titulares más fuertes que da en el libro es que, según su experiencia, la mitad de los curas son homosexuales. Al menos, los que ha conocido. También asegura que ha conocido estudios que elevan la cifra hasta el 60%. Pero no hace falta debatir demasiado este tema: la oscura relación entre la Iglesia y la homosexualidad siempre ha estado ahí y no nos sorprende demasiado. Otra cosa es que sea muy triste ver como una institución con tantos homosexuales que deciden “libremente” vivir en celibato, dedica todos sus esfuerzos a reducir los derechos del colectivo LGBT.

Desde su propia experiencia también habla de Ratzinger, el cura homófobo, que presumía de odio a los homosexuales para reforzar sus relaciones con otras religiones. También se muestra decepcionado con el nuevo Papa Francisco, ya que considera que prometió muchísimo más de lo que supuestamente está haciendo por colectivos como las mujeres o los homosexuales.

 

Las monjas lesbianas

Y, por supuesto, también existen los casos de monjas lesbianas. Según Charamsa, la iglesia se aprovecha de su ignorancia y les hace creer que vivir su realidad sufriendo en silencio es la forma correcta de hacer las cosas.

Pero parece que este cura ha decidido salir del armario en todos los sentidos: ahora vive felizmente en Badalona con su pareja, y recientemente fue muy polémica su opinión abiertamente a favor del derecho de autodeterminación de Catalunya. Es más, exige que la Iglesia lo apoye porque una de sus doctrinas es precisamente eso.

El caso es que Krzysztof Charamsa tiene más claras que nunca sus opiniones y la Iglesia no le va a callar. Celebramos que haya decidido vivir la vida que quiere, pensando en su bien y el bien de los que le rodean.

Vía Cromosomax

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •