Día internacional de salir del clóset

dont_trust_your_closet____by_jin0410

 

Por Camile Roldán Soto/ camile.roldan@gfrmedia.com

Un día como hoy, en el 1987, la comunidad lésbica llevó a cabo una de sus más importantes manifestaciones. Cerca de medio millón de personas se unieron frente al Capitolio en Washington para reclamar igualdad.

Fue uno de esos momentos que definen las luchas. Lo que allí se vivió estimuló la creación de numerosas organizaciones cuya militancia ha sido fundamental para adelantar los reclamos de la población lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (Lgbtt).

En conmemoración a esta fecha y para continuar creando conciencia respecto a las marcadas desigualdades que aun enfrenta esta comunidad se celebra hoy en varios rincones del mundo el Día Internacional para Salir del Clóset.

Puerto Rico se integrará a esta celebración con una actividad que se llevará a cabo a las 5:00 p.m. frente al Capitolio “para sacar del clóset” a la Casa de las Leyes, explicó la portavoz del Comité Amplio para la Búsqueda de Equidad (CABE) Amárilis Pagán.

Sobre el evento, Pagán prefirió no ofrecer mayores detalles, pero sí habló significado de este día para aquellas personas que quizás hoy podrían tomar la decisión de continuar viviendo sin tener que esconder su preferencia sexual.

“Un día como hoy es para darse una mirada, evaluar las fortalezas que se tienen como ser humano, que son mucho más importantes que el asunto de la orientación sexual. Luego, hay que dar una mirada alrededor, porque todos tenemos alrededor a alguien que nos ama lo suficiente como para apoyarnos en la decisión de no tener que ocultar quien somos, pero tenemos que atrevernos a hablar”, afirmó Pagán.

A partir de su propia experiencia, sabe el dilema que puede enfrentar quien contempla ‘salir del clóset’. Esas emociones internas, de juicio o incluso homofobia, puede ser más graves cuando vienen de uno mismo, plantea.

“Hay que hacer un trabajo interno de validación, de amor. Una vez se logra, todo es mucho más sencillo”, asegura, quien cuando tomó la decisión de no ocultar más su orientación sexual pudo sentir, además de una “libertad tremenda”, el apoyo y solidaridad de amigos y familia.

La presidenta electa de la Asociación de Sicólogos de Puerto Rico, Sheila Rodríguez, señala, por su parte, que ya está documentado que vivir obligándose a guardar ese secreto por obligación deteriora la salud emocional. Se asocia con depresión, estrés, baja autoestima y dificultades para manejar conflictos.

Plantea, sin embargo, debido a todavía hay sectores de la población que promueven la homofobia y el estigma hacia la comunidad Lgbtt, las personas que toman la decisión de revelar su orientación sexual deben prepararse.

“Salir del clóset no es un evento, es un proceso. Obligar a alguien a salir del clóset sin tener las fortalezas personales que necesita puede ser un salto al abismo”, indica la spsicóloga

Parte importante de ese proceso es haber considerado las consecuencias positivas, que serán muchas a nivel íntimo por aceptarse como uno es, pero también saber que hay situaciones externas -como el estigma social- que pueden tardar más en cambiar.

Rodríguez aconseja buscar apoyo de familiares y amistades, si es necesario de un psicólogo, pero también de organizaciones y grupos en las redes sociales que están emergiendo cada vez con más fuerza y cuyo rol es importante.

 

Vía Caracol1260.com

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •