Descubren un gen que multiplica por 20 el riesgo de contraer la meningitis en seropositivos

images

 

Este hongo se transmite por el aire y se cree que son las palomas quienes lo transmiten a través de sus excrementos

05/09/2013-Pilar Márquez. Una de las principales causas que desarrolla la meningitis de origen fúngico es un hongo llamado Cryptococcus neoformans y afecta sobre todo a personas con VIH, ya que daña en mayor parte a aquellas personas que tienen bajas las defensas.

Un reciente estudio realizado por Liise-Anne Pirofski del Albert Einstein College de Nueva York ha descubierto que hay un gen que multiplica por 20 el riesgo de contraer la enfermedad en pacientes seropositivos. No es muy común que se desarrolle en los países desarrollados ya que desde que se desarrolló la terapia antirretroviral de alta eficacia (TARGA) se han evitado muchas de estas infecciones oportunistas que dañan seriamente a la salud de los que padecen VIH causándoles la muerte en muchas ocasiones.

 

Para que la meningitis se desarrolle, las células del sistema inmune tienen que estar en niveles muy bajos, entre 50 y 100 copias por mililitro de sangre. Por eso, no es habitual que un paciente al que se le diagnostica VIH a tiempo tenga peligro de adquirir la enfermedad.

Los expertos han advertido que este hongo se transmite por el aire y es muy común. Se sospecha que los reservorios están en las palomas y que puede transmitirse precisamente a través de los excrementos de estas aves.

En el caso de España, se han atendido dos casos este año, ambos por meningitis asociada a un diagnóstico muy tardío de la infección por VIH en el Hospital Gregorio Marañón. Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, vicepresidente de la Sociedad Española Interdisciplinaria de Sida (SEISIDA) ha advertido que de esta enfermedad se puede morir, pero que existe un tratamiento para acabar con ella, por eso es muy importante realizarse la prueba de diagnóstico de VIH para tratarla a tiempo y eliminarla.

 

Vía Cascara Amarga

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •