Crean una revolucionaria cirugía de reasignación sexual: Vagina sensible que se humedece

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Hayley Anthony es una mujer transgénero de 31 años de edad que se convirtió en una de las primeras personas en someterse a una innovadora cirugía de reasignación sexual en la que ella misma contribuyó. Se trata de una intervención quirúrgica en la que tejido de la cavidad del abdomen es utilizado para construir una vagina.
En 2015 Hayley se disponía a someterse a un proceso de reasignación sexual; ella estaba preparada para la intervención a la que su médico, Jess Ting, la sometería. El procedimiento consistía en cortar el pene, remover la mayor parte de sus entrañas, doblar la piel del pene e introducirla en el espacio que existe entre la uretra y el recto para construir el interior de la vagina.
Se trata de una cirugía que es comúnmente utilizada en todo el mundo en las personas trans que desean cambiar su sexo; no obstante, de acuerdo con los especialistas, las dificultades de esta operación es que la cavidad creada no se humedece y aún después de la electrolisis crece vello en su interior.
Hayley estaba dispuesta a someterse a la operación, pero su inquietud la llevó a realizar una investigación a través de internet. Luego de buscar en diferentes fuentes encontró una investigación en la que médicos de la India utilizaban peritoneo, tejido del interior del abdomen, para modificar las vaginas de mujeres que habían crecido excesivamente.
Durante años el doctor Ting había buscado una alternativa para este tipo de cirugías y luego de que Hayley le mostrara los documentos que halló decidió intentarlo, ya que resultaba muy complicado encontrar piel rosada, sin vello y que segregara líquido, características que posee el peritoneo.
El médico, con residencia en Nueva York, pasó los siguientes dos años intentando perfeccionar el nuevo método sugerido por Hayley, y hasta el momento lo ha aplicado en cerca de 22 mujeres transgénero. Las vaginas creadas quirúrgicamente tienen sensibilidad y se humedecen cuando las mujeres se excitan, algo que no sucede con otras intervenciones.
“Sé que no siempre la tuve, pero por la forma en que se siente ahora simplemente no puedo imaginar que mi cuerpo haya sido diferente”, indicó la mujer.
Actualmente existen 100 personas en lista de espera para someterse a este procedimiento debido a que ha dado grandes resultados, lo cual llevó a Mount Sinai, un sistema de proveimiento de servicios de salud, a lanzar su primera beca medica dedicada exclusivamente relacionada con investigación sobre salud transgénero.
Con información de Wired.

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  • 19
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    22
    Shares