Comunicados sobre la 12 Marcha del Orgullo Caracas 2012

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Comunicado de CONTRANATURA sobre los eventos del pasado 30 de junio, día de la Marcha de Orgullo 2012

 

En Contranatura, grupo de estudio de la diversidad sexual humana de la UCV, tampoco queremos “rumba”.

La vivencia de ser lesbiana, gay, bisexual y trans en la Venezuela contemporánea aún dista mucho del ideal de dignidad, respeto e igualdad sobre el que hemos luchado y que queremos alcanzar. Tales ideales requieren de acciones efectivas (reales y eficaces) que coloquen al sujeto sexodiverso como protagonista irreductible de su momento histórico, que lo eleve a la categoría de actor/a político de la lucha por sus derechos, garantizando así que esta ni se tuerza ni se diluya en el entusiasmo de una celebración que, a sus 12 años, ha rebajado su impacto al puro papelillo y a la fanfarria.

 

Las condiciones están dadas, ahora más que nunca, para empoderar al sujeto sexodiverso por medio de acciones acertadas y oportunas que lo conviertan en un/a actor/a consciente de su rol político y protagónico. Es por tal razón que en Contranatura apoyamos las acciones llevadas a cabo por el colectivo ASGDRe, el 30 de junio pasado, al tratar de conducir parte de la Marcha de Orgullo hasta la Vicepresidencia de la República para hacer entrega pública de un documento.

 

Nosotr@s creemos en la participación protagónica y colectiva y en la fuerza política que se genera en ella. No existe otro momento sino el actual para trabajar en la suma de voluntades. Ya las numerosas organizaciones compuestas por una o dos individualidades nos han demostrado con su ineficacia que no hay espacio para el divismo en una lucha que debe ser de tod@s.

 

Desde el 2008, Contranatura no asiste a la Marcha de Orgullo como agrupación. Desde un inicio, nuestras intenciones de darle un contenido político fueron anuladas por los despropósitos que desde esa fecha han venido ocurriendo: autoritarismo, oportunismo, prácticas misóginas y lesbofóbicas por parte de los organizadores, ausencia de contenido político y manejo poco transparente de los fondos económicos, entre muchas otras cosas. Creemos que estos últimos años han sido ya de suficiente “rumba” para una comunidad sexodiversa que permanentemente experimenta la violencia en todas sus manifestaciones.

 

Lamentablemente, el día del Orgullo en nuestro país nunca ha asumido un carácter combativo, y aunque en esto tenemos gran responsabilidad todas aquellas organizaciones que pretendemos representar a la población sexodiversa, especialmente la tienen sus organizadores, quienes de forma periódica desprecian opiniones que no se someten a las suyas y han convertido este importante día de visibilización en un evento que en nada envidiaría Joaquín Riviera. Sin embargo, lo peor de todo es que han utilizado este evento para “venderse” ante las instituciones del Estado.

 

Ahora, en el contexto de transformaciones que está viviendo el país, es el momento de formarnos teórica e ideológicamente, de hacer trabajo político con la población sexodiversa, de exigir nuestros derechos a los líderes del gobierno y, sobre todo, de convertirnos en un verdadero grupo de presión política. Ya pasó el tiempo de las fiestas y de las imitaciones del Miss Venezuela, los permanentes actos de brutalidad contra los homosexuales y los asesinatos de odio de las compañeras transexuales así lo demuestra. Ya es hora de cambiar la concepción de este tipo de evento y darle un fuerte contenido político e ideológico más allá de los llamados espasmódicos a apoyar al gobierno. En estos 12 años de Orgullo, los organizadores han venido subestimando a la población sexodiversa, creyendo que lo que quiere es pura rumba.
ASGDRe es un colectivo que se ha asumido como una agrupación revolucionaria, desde hace años viene haciendo un conjunto de actividades políticas efectivas que han llamado la atención sobre las posturas homofóbicas que perduran en las filas del gobierno, además, han fortalecido lazos con otros movimientos sociales de izquierda. Nadie puede descalificar su trabajo, por eso nos indignan los ataques cobardes a los que fueron sometidos este sábado 30.

Nos solidarizamos con los camaradas de ASGDRe y queremos reafirmar que consideramos muy valioso y necesario su trabajo político. Al igual que  ell@s, tampoco queremos “rumba”: ¡queremos revolución!

 

CONTRANATURA.-

 

Prensa ASGDRe.-

La gente se pregunta ¿y ellos quiénes son?: “¡Somos los maricos, cachaperas y trans de la Revolución!”

Sobre la marcha del “orgullo” GLBTI de este sábado 30 de junio

Este sábado 30 de junio se realizó en Caracas la 12º Marcha del “Orgullo” GLBTI. Música, reinas de belleza, presencia de discotecas y alcohol. Recordamos la reflexión que hace un par de años realizaba un compañero: “Debemos cuestionarnos si esta marcha por el ‘orgullo’ que busca ‘visibilizarnos’, visibiliza no solo el vacío político del movimiento, sino también la imagen hegemónica de donde precisamente surge la discriminación contra la cual luchamos. Si carentes de consignas políticas no nos convertimos en el transexual que debe prostituirse en la calle a merced del miedo y la muerte, en el homosexual afeminado que solo debe cortar cabello y aprender a maquillar”, en la mujer lesbiana que no es respetada en el espacio público, “en la mujer como encarnación del chisme y la farándula, y todo ese abanico distorsionado que ha creado el sistema hegemónico de derecha, a través de sus telenovelas, series, miniseries, vallas de publicidad, propagandas, latas de cerveza y cualquier otro medio de consumo” entonces no estamos marchando con conciencia.

Desde la Alianza sexo-género diversa revolucionaria (ASGDRe), como colectivo sexo-género diverso de izquierda, no pretendíamos desconvocar ni desmovilizar a una acción que se ha venido dando en nuestro país los últimos 12 años, pero sí generar una movilización alternativa, una marcha donde se puedan escuchar a viva voz las consignas de nuestra lucha y no ahogarnos bajo la estridente música que se escucha cada noche en las discotecas de “ambiente”. Fue por ello, y porque hemos venido trabajando desde hace tiempo en articulación con los movimiento sociales, que decidimos tener la autonomía de nuestro propio punto de encuentro: la emblemática estatua de José Martí en la Plaza Brión de Chacaíto. Ahí nos reunimos con Socialistas por la Unidad Revolucionaria hacia el Comunismo (Surco), Colectivo Sinvergüenzas (hombres contra el machismo), Insumisas y Género con clase (colectivos feministas de Carabobo), así como otras organizaciones de distintas partes de Venezuela, y otras que se articulan junto a nosotr@s en la Alianza Popular Revolucionaria (APR), espacio donde hacemos trabajo y agenda conjunta con organizaciones campesinas (Corriente Bolívar y Zamora), de comunicación comunitaria (ANMCLA), Marea Socialista, Movimiento de Pobladoras y Pobladores, SURCO, FALDAS en Revolución, Coordinadora Simón Bolívar de Guarenas-Guatire e Insurgencia Comunista.

Lamentamos que antes de la marcha, cuando fuimos invitad@s como colectivo a dar propuestas sobre la organización de esta importante actividad se nos dijera que la última palabra siempre sería la de la “presidencia” de la figura jurídica que organiza la marcha. Ante la incapacidad de respeto en el diálogo y de respeto de acuerdos (como la ruta propuesta y aceptada desde el principio: la que llegaría hasta la Vicepresidencia de la República) algun@s compañer@s del colectivo decidimos retirarnos, mientras que otros compañeros sí asumieron mantenerse en el espacio de la mesa “organizadora” para tratar de generar un mínimo contenido político de la marcha.

Con dos permisos aprobados por Control Urbano: uno hacia Zona Rental y otro hacia Vicepresidencia, el Comité Organizador de la marcha prefirió la tarima del primer lugar sacrificando la posibilidad de que se nos recibiera en Vicepresidencia un documento con nuestras peticiones.

Con la permisología hasta Vicepresidencia decidimos encaminarnos hasta allá con nuestro documento. Fue así que nos unimos a la marcha que salió desde Parque Miranda (a las 3:00 pm y no a las 10:00 am, tal como estaba pautado) cuando pasó por Chacaíto, para posteriormente, en Plaza Venezuela, tomar la ruta por la Avenida Libertador (donde cada día las transexuales son víctimas de violencia y ataques de todo tipo) y dirigirnos hasta el centro de la ciudad escoltad@s por el Gobierno del Distrito Capital. Una vez en el punto de desunión de la marcha convocamos a las personas que quisieran hacer entrega de propuestas a venir con nosotr@s, la respuesta del Comité Organizador fue llamar a que las personas asistentes de la marcha se encimaran hacia nosotr@s por ser supuest@s saboteador@s, lo que es decir, por tratar de reivindicar nuestros derechos. Mientras nosotr@s con un megáfono decíamos consignas sobre nuestras reivindicaciones, los animadores de la marcha, desde un camión forrado con la imagen del presidente Chávez y abordado por reinas de belleza y gente con disfraces egipcios, gritaban, parafraseando burdamente una consigna del presidente Chávez: “los que quieran rumba vengan conmigo”, invitando a Zona Rental. Finalmente, dos compañeras de nuestro colectivo fueron atacadas y golpeadas.

Que si ante tanta falta de contenido político, acciones violentas, contradicciones a la hora de hacer “militancia” de un equipo organizador e intereses frívolos sentimos que valió la pena marchar, nuestra respuesta es: absolutamente sí. Porque defendimos nuestra posición, porque logramos que a las 7 de la noche la vocera de Vicepresidencia Verónica Oropeza nos recibiera un documento con nuestras demandas como colectivo no heterosexual, en lugar de estar a esa misma hora en una fiesta pública. Porque caminamos sosteniendo pancartas con las organizaciones sociales de base, porque le dijimos ¡no! una vez más a la mercantilización de la marcha, porque tocamos tambores, inventamos nuestros propios cantos y crecimos en dignidad, porque nos mantuvimos segur@s todo el tiempo de que la única alternativa es asumir políticamente esta movilización, no más pan y circo cuando este fin de semana otra compañera trans fue asesinada en nuestro país.

Solo nos queda felicitar y agradecer a los movimientos sociales que se hermanaron para marchar con conciencia política, y llamar a que más movimientos sociales se nos unan cada año porque esta no es la lucha por ser lesbianas, homosexuales o transexuales, esta es una lucha de clases. La fuerza para acabar con el monopolio y comercialización del movimiento sexo-género diverso es posible con la unidad del poder popular, y porque como diría el poeta Mario Benedetti “en la calle codo a codo somos mucho más que dos”.



Alianza Sexo Género Diversa Revolucionaria (ASGDRe)
@asgdre
facebook.com/asgdre
http://asgdre.blogspot.com/

 

 

 

COMUNICADO OFICIAL COLECTIVO LESBIANAS Y YA

 

Considerando los sucesos ocurridos en la “Marcha del orgullo GLBTI” realizada el sábado 30 de junio y organizada por los ciudadanos Gabriel Silva, Ricardo Hung (alianza Lambda), Ingrid Barón (base lésbica fundación) más otras 20 organizaciones en donde:

 

1. Se irrespeto a los marchistas en el retraso de la hora de salida.

2. Se irrespeto a los artistas que prestarían actuaciones en la tarima ubicada en la Zona Rental.

3. Se recibieron agresiones físicas a la compañera Rummie Quintero de Divas de Venezuela y los Compañeros de la Alianza Sexo Genero Revolucionaria (ASGDRE).

4. Se irrespeto la tendencia partidista de los participantes al no cubrir las imágenes con alusión al gobierno nacional cuando se estaba a horas del comienzo de una campaña electoral.

5. Se presento la intimidación y agresión verbal contra las integrantes de este colectivo Lesbianas y Ya.

 

Considerando:

 

1. Que no hay ningún orgullo tipo de orgullo que deba celebrarse ya que no se ha logrado la modificación y

aprobación de leyes y decretos que permitan el disfrute y la suprema felicidad social de ciudadanos Homosexuales, Transexuales, Intersexuales, Bisexuales y Lesbianas dentro del territorio de la República Bolivariana de Venezuela.

 

2. Que las marchas GLBTI se han convertido en un escenario donde solo se puede observar personas ebrias, bailando y haciendo espectáculos violentos en las vías públicas y no consiguiendo exigencias de reivindicaciones en colectivo.

 

Se decide:

1. No ceder ante la provocación de personalidades o grupos que solo busquen dividir en vez de construir.

2. No participar en las marchas GLBTI a futuro que no contengan un mensaje político claro que conlleve a las reivindicaciones de la comunidad Sexogenerodiversa del país.

3. Participar activamente en acciones de calle junto con colectivos, asociaciones y organizaciones siempre y cuando se mantenga un discurso de respeto y ninguna de nuestras integrantes sea agredida verbal o físicamente.

 

Colectivo Lesbianas y ya

 

 

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •