Circuncisión para derrotar el sida

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En la provincia de Zululandia, en Sudáfrica, intentan prevenir el VIH a través del tratamiento quirúrgico. Más de tres millones de africanos hacen parte de la masiva estrategia.

6b3feac83a4face87ea3ae84c539c4f5Aunque en Zululandia más de 175.000 hombres han pasado por el quirófano, las autoridades aún luchan por vencer los mitos en torno a la circuncisión. / Gobernación de Zululandia – Esmateria.com

Ver a dos estudiantes universitarios a los que se les acaba de extirpar el prepucio posando como sonrientes raperos ante un cartel que promueve la circuncisión masculina puede resultar chocante, pero es una imagen lógica en Zululandia, una provincia sudafricana con uno de los niveles de virus del sida más altos del mundo. Allí, una de cada cuatro personas vive con VIH. Y en el caso de las mujeres treintañeras, el porcentaje alcanza un estremecedor 56%.

Los dos jóvenes son Mxolisi Mazibuko y Sithabiso Zwane, estudiantes de comercio de la universidad local. Muchos de sus colegas no se someten a la circuncisión por los rumores de que los prepucios extirpados acaban siendo utilizados en ritos de brujería, según explica la institución. Pero estos miedos son cada vez más excepcionales. Más de 175.000 hombres han pasado ya por el quirófano en la provincia.

Zululandia, como otras regiones de África, está siendo sometida a una campaña de circuncisión masiva de los hombres. En diciembre de 2011, alrededor de 1,5 millones de africanos habían acudido voluntariamente a centros especializados para circuncidarse, según las últimas cifras del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida. En diciembre de 2012 ya eran más del doble: 3,2 millones de hombres.

Además de garantizar el tratamiento contra el VIH a los habitantes de Zululandia que lo necesitan, las autoridades y la ONG Médicos Sin Fronteras llevan a cabo circuncisiones en los hombres que la piden voluntariamente. Esta sencilla operación reduce en 60% el riesgo de transmisión del VIH, al retirar una mucosa por la que el virus penetra fácilmente.

“Para promover la intervención se hacen campos donde cualquier hombre puede venir y hacerse una circuncisión médica”, explica la doctora española Helena Huerga, miembro de Epicentre, el centro de investigación de Médicos Sin Fronteras.

Resultados esperanzadores

Huerga, nacida en Madrid en 1971, ha coordinado en Zululandia un estudio sobre los efectos del tratamiento a gran escala de las personas con VIH. Y los resultados, recientemente presentados en un congreso especializado en Boston (EE.UU.), son muy esperanzadores. El 90% de las personas tratadas desde hace más de seis meses ha conseguido la supresión viral, un estado en el que el virus baja hasta niveles indetectables en sangre, minimizando el riesgo de transmisión. Pese a la presencia del virus por doquier en la región, la tasa de nuevas infecciones allí apenas llega al 1,2% por año.

El estudio, en el que han participado 5.650 personas adultas, ha constatado el éxito de las campañas de circuncisión. “El 22% de los hombres estaban circuncidados en el momento en el que hicimos el estudio, y la mayoría eran jóvenes. No hay musulmanes en la zona, la principal religión es el cristianismo, así que la cifra se debe a que han aceptado hacerse una circuncisión”, detalla Huerga.

El centro de operaciones de la ONG ha sido Eshowe, un pueblo llamado así por el sonido que hace el viento al acariciar las hojas de los árboles cercanos. Y Huerga ha oído esos cantos de sirena de los bosques (“Eshowe, eshowe, eshowe”) muchas veces en los últimos dos años. Eshowe y sus zonas rurales vecinas, tomadas por las plantaciones de caña de azúcar, son un laboratorio para desarrollar una estrategia mundial que sirva para derrotar al virus del sida, que desde el inicio de la epidemia ha acabado con la vida de unos 36 millones de personas, más del doble que la Primera Guerra Mundial.

El Ministerio de Salud sudafricano y Médicos Sin Fronteras han unido fuerzas para llevar las medicinas contra el VIH a las zonas más remotas, facilitando pruebas de diagnóstico gratuitas con el fin de localizar el mayor número posible de personas infectadas. Tres de cada cuatro que necesitan tratamiento ya lo reciben.

Vía El Espectador

Comentarios:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •