Campaña de la ONU en defensa de los derechos LGTB

ONU_copyNavi Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, lanzó esta campaña la semana pasada y fue calificada como “sin precedentes” por los responsables de la organización, que piensan consagrar el próximo año a luchar por la igualdad de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGTB).
Pillay estuvo acompañada por el arzobispo emérito Desmond Tutu y el magistrado Edwin Cameron, juez de la Corte Constitucional de Sudáfrica, país donde se presentó.

Desde Ciudad del Cabo, Pillay afirmaba que “la Declaración Universal de los Derechos Humanos prometió un mundo en el cual toda persona nace libre e igual en dignidad y derechos, sin excepción, sin que nadie sea dejado atrás”. En este sentido, adviertía de que “esto sigue siendo una promesa vacía para millones de personas LGBT, obligadas a enfrentar a diario el odio, la intolerancia, la violencia y la discriminación”.

En el marco de la campaña, esta busca erradicar de una vez por todas “cambiar actitudes”, algo que reconocen que “no es fácil” aunque “ha sido posible con otros temas y, en este caso, está sucediendo ya en muchas partes del mundo”. Según Pillay, “se inicia con conversaciones a menudo difíciles. Es lo que queremos hacer con esta campaña que inspirará millones de conversaciones entre las personas de todo el mundo y de todo el espectro ideológico”.
Por tanto, durante el próximo año se repartirán y darán a conocer materiales creativos para crear conciencia sobre la violencia y la discriminación homofóbica y transfóbica, así como fomentar un mayor respeto de los derechos de las personas LGBT. Uno de ellos es el vídeo El Enigma, que será difundido por el ACNUDH el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

El primero de estos vídeos será La historia de una madre de Brasil, donde se entrevista a los familiares de las personas LGTB de todo el mundo con la intención de dar visibilidad y normalizar una realidad presente en todos los continentes y países. Además esta campaña se remite al primer documento oficial de las Naciones Unidas sobre la violencia y la discriminación contra las personas LGTB.

Y es que aún 76 países de todo el mundo penalizan las relaciones consentidas entre personas del mismo sexo llegando a crear parcelas de discriminación en el trabajo, la educación y la salud.

 

Via: Cáscara amarga

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •