Aumenta el número de personas con VIH resistente a fármacos en Europa

Las novedosas estrategias de tratamiento y la mayor diversidad de fármacos antirretrovirales ofrecen nuevas oportunidades a las personas cuyas opciones terapéuticas son limitadas. Uno de los motivos por los que esto puede suceder es porque el VIH sea resistente a los fármacos existentes.
El desarrollo de resistencia –cuando un fármaco, o familia, en particular deja de funcionar de forma efectiva frente a una cepa del VIH– puede producirse porque una persona esté tomando un tratamiento antirretroviral que no funcione. También es posible infectarse por una cepa del virus ya resistente a uno o más fármacos.

vih_copy_copy_copy_copy
El hecho de tener VIH resistente a fármacos puede ocasionar diversos problemas. Así, es posible que no se suprima por completo la replicación del virus, con lo que la carga viral aumentará y podrían aparecer más resistencias (a un abanico más amplio de fármacos). Esto resulta especialmente problemático en lugares donde las opciones de tratamiento ya son limitadas.
Para evitar esta situación, muchas directrices de tratamiento –incluyendo las publicadas por la Sociedad Clínica Europea del Sida (EACS)– recomiendan que se realicen pruebas de resistencia antes de empezar la terapia antirretroviral. Sin embargo, esto no siempre se hace así, y se sabe que en los países de Europa del Este es menos probable que se efectúen dichas pruebas a pesar de las elevadas tasas de virus resistentes.
Los cálculos previos sobre las tasas de virus con resistencia a fármacos en Europa habían examinado principalmente la proporción de personas con VIH que presentaban virus resistentes, sin tener en cuenta el hecho de que las cifras reales de personas que viven con VIH siguen aumentando. Esto significa que están aumentando los casos de personas con VIH cuyo tratamiento y atención pueden requerir un manejo más cuidadoso.

 

Via: Cáscara amarga

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •