Activista LGBTI Rosmit Mantilla lleva 21 días preso

10337710_680371678664685_5768754673406210495_nLa abogada defensora de Rosmit Mantilla, Theresly Malavé, calificó el caso del defensor de los derechos humanos de la comunidad LGBTI y activista de Voluntad Popular como un “abuso policial” y toda la estructura judicial, una muestra evidente de cuánto puede afectar “el patriota cooperante” a cualquier persona que piense distinto o disienta del régimen de Nicolás Maduro.

 

“Queremos advertir a los venezolanos del peligro al que estamos sometidos. Rosmit Mantilla es la cara visible de las víctimas del ‘patriota cooperante’. En este caso, se inicia con un acta policial que levanta el grupo de contrainteligencia del Sebin donde reflejan que el ‘patriota cooperante’, que es lo que conocemos como un sapo, que puede ser que tenga rostro o que sea inventado por los funcionarios, dice que Rosmit recibe 20 mil bolívares para financiar las ‘guarimbas’ y tratar de desestabilizar el gobierno de Nicolás Maduro. Después de eso, se van al Ministerio Público, que lejos de atajar esta arbitrariedad policial, le da curso y luego el juez solicita una orden de allanamiento de la casa de Rosmit”.

 

Malavé, acompañada de los padres de Romist Mantilla, el dirigente nacional Ismael León y activistas de Juventud y del Movimiento Proinclusión VP, explicó que a Mantilla se le imputan los delitos de instigación pública, intimidación pública, obstaculización de vías, incendio de edificios públicos y privados, daños violentos y asociación para delinquir. “Tras el allanamiento de la casa, aparece un dinero, que denunciamos que fue sembrado por los funcionarios. Es tanta la ilegalidad que no se le permitió la presencia de sus abogados ni alguien de su confianza que haya velado por sus derechos. Por esto denunciamos que el patriota cooperante asecha a todos los venezolanos y nos convierte en presos potenciales. Vamos a ubicarnos en los zapatos de Rosmit, cualquiera de nosotros que pensemos distinto a la ideología del gobierno podemos ser víctima del sapo”.

 

Han transcurrido 20 días desde que Rosmit Mantilla está ilegalmente detenido en la sede del Sebin, en El Helicoide, y pese a ello, Malavé explicó que aún no ha sido posible presentar el recurso de apelación, que en la mayoría de los casos no son admitidos, ya que en Venezuela no hay autonomía de los Poderes Públicos. “El fiscal no fue capaz de decir cuándo Rosmit obstaculizó vías o quemó un edifico como el Banco de Venezuela y la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, hechos ocurridos el 24 de abril antes de la información del delator, a lo que el juez y la Fiscalía se hicieron los oídos sordos”.

 

La abogada aseguró que están trascurriendo 45 días para que el fiscal del Ministerio Público presente el acto conclusivo. Si se presenta una acusación, entonces el joven progresista tendrá que esperar entre 10 y 15 días más para que se celebre la audiencia preliminar. “Rosmit es un preso político, basta que alguien del poder te ponga el ojo para que entonces tú vayas detenido”.

 

Malavé aseguró que el caso de Rosmit Mantilla no es el único, se contabilizan más de 60 casos de personas que han sido detenidas por una supuesta información de un patriota cooperante. “El riesgo está que con esta acta pretenden involucrar y detener personas que ellos consideren que están en la llamada desestabilización.  Es sumamente delicado y peligroso, que implica riegos en la libertad personal y la inviolabilidad del hogar. Cualquier cosa que se le antoje a un funcionario policial le da permiso por parte de la Fiscalía o de un Juez a que allanen tu casa y te priven de libertad”.

 

“Mi hijo está fuerte porque es inocente”

 

La mamá de Rosmit Mantilla, Ingrid Flores, invitó a todas las madres venezolanas que están pasando por esta situación a que la acompañen a luchar por la libertad en la calle junto a todos los estudiantes. “Que esas lágrimas se conviertan en lucha por nuestros hijos, que son jóvenes inocentes. Rosmit es un venezolano que sueña tener una patria libre. Mi hijo está preso porque alguien se antojó de un joven que vive en una zona popular de Caracas, nosotros no tenemos recursos para hacer aspavientos como lo tienen ellos, que tienen todo el dinero de los venezolanos. El delito de él es ser militante con mucho orgullo de Voluntad Popular  y activista de los derechos de la comunidad LGBTI. Rosmit encabezó la lucha en la Asamblea Nacional para que aprueben la Ley del Matrimonio Igualitario, es defensor de derechos humanos, de eso es lo único de lo que se le puede acusar”.

 

Flores asegura que aún no entiende las razones de la detención  “arbitraria” de su hijo ni la de tantos jóvenes que como él estaban en las calles en busca de #LaMejorVzla y que hoy están siendo juzgados. “El gobierno se llena la boca diciendo que los estudiantes son delincuentes. No, nuestros hijos son jóvenes con sueños, con esperanzas, nuestros hijos son inocentes, los delincuentes aquí son otros, los que están cometiendo barbaridades en nuestros país son otros, no nuestros jóvenes. Ellos están luchando porque quieren volver a tener un país libre”.

Vía Proinclusión

Compárte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •